El Norte de Castilla

El verano arroja un incremento de las visitas en todos los enclaves turísticos

Un grupo de turistas, el pasado verano, a los pies del Acueducto romano.
Un grupo de turistas, el pasado verano, a los pies del Acueducto romano. / A. de Torre
  • El Centro de Recepción de Visitantes registró un 10% de consultas más que durante el verano de 2015

La actividad turística en la ciudad va que chuta. Es la tónica de todo el país, pero Segovia lo está notando de manera muy especial. La ciudad del Acueducto consolida así una tendencia que ya apuntó durante el verano de 2015, aunque los últimos tres meses han sido especialmente buenos, en palabras de la concejala de Patrimonio Histórico y Turismo, Claudia de Santos, que ayer desveló los datos que han arrojado los indicadores turísticos durante los meses de julio, agosto y septiembre.

Por espacios, la Casa de la Moneda registró un incremento en las visitas del 22,35% (6.207 visitantes); la Casa Museo de Antonio Machado, 5.985 personas, un 10,67% más que en el mismo periodo del año anterior; y la Colección de Títeres de Francisco Peralta, 1.941 visitantes, un 12,98% más.

Por su parte, en el Centro de Recepción de Visitantes, situado en el Azoguejo, entraron 220.172 personas, un 9,88% más que durante el verano de 2015, y el Punto de Información Turística de la Muralla atendió a 8.571 personas, un 18,94% más que el año pasado. «Son subidas generalizadas, alguna de ellas muy significativa», puntualizó De Santos.

También se ha constatado el éxito de los ‘productos’ que el Área de Turismo de Segovia ofrece a los visitantes. Un verano más, el producto turístico más demandado, y que sigue ocupando el primer puesto, son las visitas guiadas. Durante la campaña estival, cerca de 6.757 personas se han sumado a alguna de las rutas propuestas por el Área de Turismo, lo que supone un 46,51% más que en 2015. Evidentemente, la visita guiada más solicitada ha vuelto a ser la denominada ‘Patrimonio de la Humanidad’, basada en el recorrido Acueducto-Catedral-Alcázar, en la que participaron 4.348 personas.

Pero también han tenido mucha aceptación las visitas y paseos teatralizados incluidos en la programación estival, como la Senda de los Molinos, la visita guiada ‘Andanzas de Cervantes por Segovia’ –pensada con motivo del VI Centenario de la muerte del autor del ‘Quijote’–, los paseos teatralizados ‘Historias y Música en la Judería’ y ‘Las Damas de Isabel’, y los Paseos al Anochecer, que han enseñado Segovia «entre dos luces, en esa hora mágica que la ciudad vive a la caída de la tarde». Es tanta la participación que esta iniciativa ha tenido, que Turismo la ha incluido en la programación de otoño.

Nacionalidades

En cuanto a la procedencia de los visitantes, el 60,25% eran nacionales, lo que supone un aumento del 1,86% con respecto al verano anterior, y un 39,75%, internacionales. De Estados Unidos viajaron 6.140 personas; de Francia, 3.584; de Italia, 2.757; y de Argentina, 2.698. «En la estadística no están recogidos los turistas orientales, sobre todo los procedentes de China y Corea del Sur, porque suelen venir en grupos y con programas previamente cerrados. Evidentemente, ellos no pasan por el Centro de Recepción de Visitantes», explicó la concejala.

Para la programación de otoño, además de los Paseos al Anochecer, previstos los viernes y los sábados a las 20:00 horas, los turistas internacionales podrán seguir disfrutando de la visita ‘Patrimonio de la Humanidad en Inglés’, todos los días, a las 10:30. Los miércoles, los participantes en la visita guiada ‘Conoce el Acueducto’ pueden disfrutar de esta ruta después de las distintas labores de mantenimiento que se han llevado a cabo en el recorrido del monumento, entre la captación y el desarenador de San Gabriel.

El Área de Turismo ha editado recientemente el díptico ‘Escoge tu plan’, que incluye la oferta turística y cultural más destacada de la ciudad, con el fin de satisfacer la demanda de información de los turistas que se alojan en los diferentes hoteles. La concejala defendió asimismo la labor que desarrollan los guías oficiales del Área de Turismo, frente al intrusismo que ya ha empezado a detectarse. Para que tengan visibilidad, llevarán un llamativo chaleco azul.