El Norte de Castilla

Muchos motivos para celebrar

Alumnos del colegio interpretan una coreografía en la plaza del Azoguejo.
Alumnos del colegio interpretan una coreografía en la plaza del Azoguejo. / A. de Torre
  • Alumnos del colegio Madres Concepcionistas bailan junto al Acueducto

El colegio de las Madres Concepcionistas tenía ayer muchas cosas que celebrar. A la tradicional fiesta de inicio de curso se suma la recta final del Año de la Misericordia y los avances en el proyecto para construir en El Sotillo el nuevo colegio, tras la aprobación por parte del Ayuntamiento de La Lastrilla de las modificaciones en sus normas de planeamiento urbano que permiten otorgar la licencia.

Y con todas estas razones para la celebración, los alumnos –desde tercero de Primaria a Segundo de Bachillerato– salieron de las aulas para bailar a los pies del Acueducto las coreografías que habían preparado con antelación. Después del vistoso espectáculo, que hizo las delicias de los numerosos viandantes que a esa hora transitaban por la céntrica avenida del Acueducto, los estudiantes se encaminaron a la Catedral para asistir a una misa oficiada por el obispo de Segovia, César Franco.

La modificación aprobada por La Lastrilla consiste en hacer urbanizable el solar de 24.000 metros cuadrados que la congregación religiosa adquirió en su día en El Sotillo, frente a la SG-20, para poder trasladar allí el colegio que ahora tienen en la segoviana plaza del Conde Cheste. El actual centro será vendido para la construcción de un máximo de 74 viviendas.