El Norte de Castilla

El Ayuntamiento destinará 400.000 euros a la nueva ubicación del recinto ferial

Una máquina trabaja ya en los terrenos donde se construirá la nueva sede judicial. Antonio de Torre
Una máquina trabaja ya en los terrenos donde se construirá la nueva sede judicial. Antonio de Torre
  • La construcción de los juzgados obliga a desplazar la feria a una parcela de dos hectáreas

La construcción de los nuevos juzgados, en el barrio de la Comunidad de Ciudad y Tierra, junto a la Biblioteca, obligará a trasladar el recinto ferial. Ayer, la Junta de Gobierno Local aprobó dos proyectos para la instalación de dos líneas subterráneas de media y baja tensión en los terrenos que el Ayuntamiento ha elegido para que, el próximo mes de junio, los feriantes puedan desplegar sus atracciones y puestos de venta.

Según explicó la propia alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, el nuevo emplazamiento de la feria está en unos terrenos de propiedad municipal situados entre la Biblioteca y el Parque de Bomberos, enfrente de El Palo-Mirasierra. «Lo trasladamos a una zona aledaña que es preciso acondicionar y dotar de una instalación eléctrica y de la correspondiente reurbanización del espacio. Son los terrenos municipales que podemos utilizar», manifestó la regidora.

No obstante, el emplazamiento es provisional. El Ayuntamiento quiere que el recinto ferial cuente con un espacio definitivo que tendrá que esperar a que culmine la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). «Para tener un recinto ferial adecuado y definitivo debemos proveernos de los terrenos, algo que solo podremos hacer a partir de la revisión del PGOU. La medida es provisional, pero necesaria, porque la tramitación durará años».

El Plan General de Ordenación Urbana está en vigor desde el año 2007, pero el Ayuntamiento de Segovia va a empezar ahora los estudios previos para una revisión y puesta al día necesaria, según explico Luquero: «Es una tramitación compleja que llevará tiempo, así que no vamos a disponer de terrenos para instalar el recinto ferial hasta, al menos, un decenio, según las previsiones que manejan los técnicos de Urbanismo. La revisión del PGOU concluirá antes, pero la tramitación necesaria para que podamos disponer de suelo va a tardar más. Por lo tanto, compensa la inversión que vamos a realizar para adecuar los terrenos situados entre la Biblioteca y los Bomberos, porque los utilizaremos, por lo menos, diez años. De otro modo no compensaría desembolsar casi 400.000 euros», razonó la alcaldesa.

Este es el dinero que el Ayuntamiento tiene previsto gastarse en la preparación del nuevo recinto ferial, aproximadamente. La línea subterránea de media tensión tiene un presupuesto de 188.926 euros, y la de baja, de 151.210 euros. A estos desembolsos hay que añadirles el coste de la explanación y reurbanización de los terrenos. Se trata de que los feriantes estén lo más a gusto posible y cuenten con las instalaciones básicas para poder funcionar durante los dieciocho días que pasan en Segovia en el mes de junio.

Dos hectáreas

El nuevo recinto ferial ocupará una parcela de algo más de dos hectáreas de terreno, prácticamente la misma superficie que ha tenido hasta ahora. Según Clara Luquero, el espacio debe dar cabida a las mismas atracciones y puestos de venta que la feria de Segovia ha venido teniendo durante los últimos años. «En junio, tiene que estar el terreno acondicionado; de ahí la celeridad por acometer la obra», remachó la regidora segoviana.

La creación del barrio de la Comunidad de Villa y Tierra y la construcción de la Biblioteca Pública y del edificio de los Bomberos han ido menguando poco a poco los terrenos que la feria ha ocupado desde finales de la década de los ochenta, cuando el Ayuntamiento decidió trasladar el recinto ferial , hasta entonces situado en el actual parque de la Dehesa. La edificación de la nueva sede judicial acota aún más el espacio de los feriantes, pero el acondicionamiento de los nuevos terrenos garantiza la disponibilidad de dos hectáreas para los próximos años.

En cuanto a la revisión del PGOU, Clara Luquero señaló como «prioritaria» la aprobación del Plan Especial de Áreas Históricas (PEAHIS), aunque es algo «que debemos hacer». «No tenemos un plazo establecido. Ahora es cuando empezamos a caminar, con la elaboración de los estudios previos», puntualizó.

También tiene pendiente el Ayuntamiento el traslado de las dependencias municipales de Urbanismo, que ocuparán el edificio que ha dejado libre el INSS, en la plaza de la Reina Doña Juana: «Lo tienen que pintar primero».