El Norte de Castilla

Cerca de 300 segovianos vuelven a unir sus voces este curso en las ‘Aulas para convivir cantando’

Miembros del aula de Juarros en una edición anterior.
Miembros del aula de Juarros en una edición anterior. / El Norte
  • La iniciativa contribuye al desarrollo de las relaciones intergeneracionales al unir a aficionados a la música de menos de diez años con otros de más de noventa

Esta semana han comenzado en doce municipios de la provincia la sexta edición de las ‘Aulas para convivir cantando’, una actividad pensada para estimular las voces de los aficionados a la música en la provincia, al mismo tiempo que sirve para facilitar sus relaciones sociales y sus vínculos, tanto con los vecinos de su misma población, como con los de los alrededores.

Con una fórmula sencilla, en la que el profesor José Ramón Bayón se hace cargo de todas las clases, los participantes de los diferentes grupos comparten un espacio y un tiempo que en los últimos años ha ido incrementando debido al crecimiento del interés por parte de los alumnos. Lo que comenzó siendo una sesión semanal de entre una hora y una hora y media de duración que culminaba en una gran audición de fin de curso, ha ido sumando horas de preparación, creando coros específicos con ensayos específicos y sumando participaciones en diferentes audiciones en la provincia.

El proyecto, que comenzó en 2011 ha pasado de contar con 150 inscritos en su primer año de aventura, a prácticamente duplicar su número de alumnos, y éstos han ido demostrando una clara evolución y un progreso notable en cada una de sus funciones conjuntas, realizadas en fechas señaladas como la Navidad y el fin de curso. «El Teatro Juan Bravo les ha visto recoger aplausos antes de cada verano y, tanto ellos como su profesor, han ido demostrando su implicación en una actividad que sirve cada año para generar más afición por la música y para crear nuevas amistades de todos los tipos», informan fuentes de la Diputación. Añaden que «el precio tan asequible de 30 euros por familia, independientemente del número de miembros que se apunten, ha permitido unir en las ‘Aulas para convivir cantando’ a diferentes generaciones; desde niños de cinco o seis años hasta algún alumno que supera los noventa».

Este curso volverá a hacerlo en los municipios de Adrados, Cozuelos de Fuentidueña, Frumales, Sauquillo de Cabezas, Sebúlcor, Veganzones, Navafría, Pedraza, Torreval de San Pedro, Martín Muñoz de las Posadas, Martín Muñoz de la Dehesa y Juarros de Voltoya, donde la música se sentirá de una manera especial, invitando, al mismo tiempo, a cualquier segoviano de la provincia a sumarse al grupo que le quede más cerca de casa.

El compromiso con la preparación de las clases y la organización de las actividades complementarias que se van programando a lo largo del curso volverá a ser una de las señas de identidad más características de unas ‘Aulas para convivir cantando’ que ya han comenzado; con su permanente carácter educativo pero también con el propósito de ser la forma más divertida y entretenida en la provincia de calentar la voz en los días de frío.