El Norte de Castilla

UGT y CCOO alertan de la precariedad y eventualidad de los nuevos contratos

Manuel Sanz, secretario general de Fitag–UGT.
Manuel Sanz, secretario general de Fitag–UGT. / El Norte
  • Los sindicatos pretenden concienciar a la población de los riesgos que conlleva la aprobación del TTIP entre Estados Unidos y la Unión Europea

Los sindicatos Comisiones Obreras y UGT organizarán mañana viernes una jornada de acción, abierta al público en general, con motivo del Día Mundial por el Trabajo Decente, en la que abordarán asuntos como la precariedad laboral, la crisis en las contrataciones o el aumento del paro. También pretenden dar a conocer el contenido del Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión, más conocido como TTIP, con el objetivo de concienciar a la población sobre los riegos y peligros que conlleva su aprobación, tratando de desmontar los argumentos favorables que se han dado sobre el mismo.

Ambos sindicatos denuncian que se trata de un acuerdo «concebido por y para las grandes empresas, que antepone los intereses empresariales a los derechos de los trabajadores, ciudadanos y consumidores, ya que, por un lado, rebaja el nivel de exigencia de la legislación europea en materia laboral, medioambiental o de salud, y por otro, abre la puerta al neoliberalismo económico más despiadado con la posibilidad de que la desregulación sea posible en todos estos ámbitos», apuntó Manuel Sanz, secretario general de la Federación de Industria y Trabajadores Agrarios de UGT.

En la campaña, que se realizará en todas las provincias de Castilla y León (en Segovia a las once de la mañana en la sala de prensa del edificio de CC OO), se alertará de los riesgos que el TTIP supone para el medio ambiente y la protección de la salud, uno de los epígrafes más alarmantes y potencialmente nocivos del acuerdo según ambos sindicatos.

«Cuestiones tan controladas y reguladas en la Unión Europea como el uso de productos químicos tóxicos, transgénicos, hormonas para el crecimiento, pesticidas o los controles de seguridad alimentaria tales como el etiquetado de los productos, se entienden como límites a los intereses económicos de muchas empresas implicadas en esta alianza», señaló Sanz, quien indica que dichas empresas van a intentar que esta regularización se flexibilice para poder instalarse en Europa, basándose en una posibilidad de crecimiento económico y de estabilidad de empleo. «Creemos que el empleo no tiene que ser a costa de la seguridad de los trabajadores. Tenemos que luchar por un empleo de calidad», subrayó Manuel Sanz.

Otra cuestión que tanto CC OO como UGT denuncian sobre el TTIP, extensible también al Acuerdo Comercial entre Europa y Canadá, es la falta de transparencia con la que se están llevando a cabo las negociaciones, advirtiendo de que «la información es la única arma que tienen los ciudadanos para impedir la imposición de un acuerdo que va a empeorar su calidad de vida, trabajo y salud».

Bajas cotizaciones

Tanto Sanz como Carmen Cuervo, secretaria de comunicación y formación de CC OO, aprovecharon la presentación de la jornada para recordar la precariedad de los contratos de trabajo y su carácter temporal. «Los datos no mienten. Se siguen manteniendo los contratos eventuales por circunstancias de la producción. Se contrata gente los lunes y se despide los viernes, mientras que en hostelería se contrata los fines de semana», incidió Cuervo. Por su parte, Manuel Sanz reconoció que el número de afiliados a la Seguridad Social está aumentando, aunque matizó que «lo que no se dice es que también aumenta el déficit de la Seguridad Social, porque los contratos son tan bajos y de tanta precariedad que la recaudación es mínima».