El Norte de Castilla

El Ayuntamiento inicia los trámites para licitar el contrato del servicio de agua potable

Instalaciones de la depuradora de Cuéllar.
Instalaciones de la depuradora de Cuéllar. / M. R,
  • La oposición pide la gestión directa y recuerda al equipo de gobierno que no ha realizado el estudio de costes con esta opción

El Ayuntamiento de Cuéllar acaba de comenzar los trámites para la contratación de la gestión del servicio público de suministro en baja de agua potable, alcantarillado y depuración de aguas residuales, con la aprobación por el pleno de la forma de gestión, su régimen jurídico y el inicio del expediente de contratación. Se trata de un primer paso, en el que el equipo de gobierno del PP se encontró solo, pues los grupos de la oposición, del PSOE y de IU, solicitaron no licitar la gestión y que el Ayuntamiento se haga cargo de ofrecer este servicio a los vecinos y no una empresa.

Este es el primer paso para comenzar la licitación. Después se cerrarán los pliegos de condiciones, que cuentan con una parte jurídica, que la secretaría municipal tiene ya avanzada; una técnica, a falta de alguna reunión para su conclusión; y la económica, en la que ya se cuenta con un estudio de explotación y uno de costes, teniendo en cuenta que el nuevo pliego saldrá ya con la nueva depuradora. De hecho, así lo aseguró el alcalde, Jesús García, quien señaló que independientemente de cuándo se realice la adjudicación, la gestión no se iniciará hasta no tener concluida y en funcionamiento la nueva Edar.

García afirmó que habrá un coste añadido importante porla depuración, que situó entre los 20 y los 25 céntimos el metro cúbico, pero dijo que el nuevo sistema contribuirá a cumplir con los parámetros de vertidos de la Unión Europea. Una vez se licite y se adjudique el servicio, explicó, espera que se puedan mejorar los recursos económicos (en la licitación) y el Ayuntamiento intentará absorber ese sobrecoste y repercutirlo lo menos posible en el usuario.

El concejal Alberto Castaño, de Izquierda Unida, destacó que esta medida de licitar el servicio es «una imposición política e ideológica del neoliberalismo económico que dicta a la privatización y no a la mejora en la calidad de los servicios». Acusó al equipo de gobierno de preocuparse por que los empresarios tengan más beneficios en lugar de ofrecer un mejor servicio, y señaló que la iniciativa es una temeridad y una irresponsabilidad. A su juicio, debería haber dos estudios paralelos sobre los costes de gestión directa e indirecta y destacó que la «temeridad» es por «la losa que tendrán que asumir las siguientes corporaciones», pues el contrato se licitará por 15 años y una posible renovación de cinco más. Señaló Castaño que con la gestión directa el dinero que se pagará a la empresa se podría destinar a medios técnicos y mejora de salarios y señaló no entender cómo en Cuéllar se persiste con las privatizaciones cuando en otros lugares, como el caso de Valladolid, se está recuperando el servicio.

Por su parte, los concejales del PSOE se mostraron satisfechos por el inicio del expediente, pues el contrato actual venció hace más de dos años, según señaló el concejal Carlos Fraile,. Pero tampoco estuvieron de acuerdo conn la gestión indirecta del servicio y destacaron que el Ayuntamiento lo puede asumir, además mejorando la atención al cliente y el servicio. Fraile dijo no entender cómo se pretende sacar a licitación una concesión sin estar terminada la depuradora y por un tiempo de hasta veinte años, por lo que acusó de «graves irresponsabilidades». También solicitó la gestión directa o, si esta no se realiza, que la gestión indirecta no se realice por un periodo superior a los cinco años, aunque fue rechazada su propuesta.

El alcalde acusó a la oposición de «imprudentes», pues señaló que le parece una irresponsabilidad plantear la gestión directa sin tener ningún dato económico ni de costes de la producción de la nueva depuradora, porque «no se puede jugar con el dinero público», y destacóque se van a proteger los intereses de los ciudadanos. Recordó el caso de Segovia, con gestión pública en el servicio y «el agua más cara de la región».

Castaño reiteró la necesidad de un estudio serio comparando la gestión pública y la privada, a lo que se sumó Fraile, que también preguntó cómo se realizará la gestión de cobro. García informó que el ingreso se realizará de forma directa con el Ayuntamiento y será este el que se encargará de liquidar con la empresa adjudicataria.