El Norte de Castilla

El PSOE se opone a que continúe la privatización del servicio de agua

Instalaciones de la depuradora de agua de Cuéllar.
Instalaciones de la depuradora de agua de Cuéllar. / El Norte
  • Votará mañana en el pleno en contra de la renovación del contrato y propone la gestión directa

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Cuéllar ha anunciado que votará en contra de la propuesta del equipo de gobierno para continuar con la privatización del servicio de agua, alcantarillado y depuración, uno de los principales asuntos que se analizará en el pleno ordinario que se celebrará mañana a partir de las 21:00 horas en la Casa Consistorial.

Para los socialistas, este es un nuevo ejemplo de la forma de hacer política del Partido Popular en Cuéllar, «privatizar los servicios públicos al mismo tiempo que aumentan los concejales liberados y sus sueldos». Apunta el grupo de la oposición que, por contra, el planteamiento de su grupo es que el Ayuntamiento asuma la gestión directa del servicio, que consideran perfectamente asumible para un municipio como el de Cuéllar.

Respecto a los otros temas que se estudiarán en el pleno, el PSOE anunció que mostrará su apoyo a la solicitud para la solicitud de la inclusión de Cuéllar en la Red de Juderías de España, una cuestión que apuntan que será positiva para el municipio y que puede ser generadora de actividad económica a través del turismo.

En cuanto a la propuesta de festivos locales para el año próximo, que serán los días 2 de mayo y 29 de septiembre, el grupo de concejales socialistas presenta en esta sesión plenaria una propuesta por la cual se solicita que las celebraciones del patrón de la villa, San Miguel, se celebren en sábado, con el fin de que el grueso de los cuellaranos pueda disfrutar de ellas, aunque la jornada de fiesta local se mantenga el 29 de septiembre.

En esta ocasión los socialistas no presentarán mociones, y, de hecho, según anunciaron, se plantean si conviene seguir haciéndolo, ya que, según señalan, «el equipo de gobierno ha rechazado todas las presentadas, excepto una, de forma sistemática, simplemente por venir desde otro grupo político».

Como ejemplo el grupo del PSOE apunta lo ocurrido en el último Pleno, cuando se trataba de dotar a varios edificios municipales de desfibriladores. En este sentido apuntan que el alcalde «vota a favor de su equipamiento para los edificios de Diputación, pero en contra para los edificios del Ayuntamiento de Cuéllar», una actitud que califican de irresponsable y de falta de consideración hacia los grupos políticos de la oposición.