El Norte de Castilla

La CHD plantea una revisión al alza del canon de regulación del Pontón Alto

Vista de la cola del embalse del Pontón Alto.
Vista de la cola del embalse del Pontón Alto. / Antonio de Torre
  • El Ayuntamiento de Segovia ha pagado este año 400.208 euros por el canon correspondiente al año 2015 y prevé una subida del 2%

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) ha comunicado al Ayuntamiento de Segovia y a la Mancomunidad de la Atalaya la previsión de un aumento del canon de regulación del embalse del Pontón Alto, justificado por los cambios del criterio de aplicación de acuerdo con las últimas directrices de la Unión Europea, que establecen un reparto para obras por zonas.

La propuesta de la CHD ha de ser sometida a exposición pública, por lo que está sujeta a las posibles alegaciones y es probable que no sea firme hasta el mes de noviembre, según conocieron ayer los ayuntamientos en la reunión mantenida con los técnicos del organismo de cuenca en las oficinas del Pontón Alto. La concejala de Obras y Servicios Municipales de Segovia, Paloma Maroto, comentó al respecto que «de alguna manera hemos visto nuestras expectativas chafadas, pues preveíamos una reducción del canon de hasta un tercio, y ahora se plantea una subida, aunque no parece que vaya a ser muy elevada».

El Ayuntamiento de Segovia ha pagado este año a la CHD 400.208 euros por el canon de regulación correspondiente al año 2015 (se abona con el ejercicio vencido) y el posible aumento, a falta de que se concrete, podría situar la cantidad anual en unos 408.000 euros, es decir, con un incremento del 2%. No obstante, aparte de que el Ayuntamiento pueda plantear alguna alegación, debe conocer el importe que tendrá que pagar el año próximo para incluirlo en los presupuestos de 2017.

Por otro lado, en esta reunión extraordinaria los responsables de la CHD han comunicado a los ayuntamientos que el informe sobre las causas de la proliferación de algas en el Pontón Alto les será entregado en la próxima reunión ordinaria. Este informe, que además del origen del origen de la proliferación puede indicar posibles soluciones, fue anunciado hace dos años con el compromiso de entregarlo en 2015.