El Norte de Castilla

fotogalería

Llegada de los oferentes al altar mayor de la Catedral. / Antonio de Torre

Frutos para la patrona

  • segovia

  • La Virgen de la Fuencisla recibe en la Catedral las ofrendas de asociaciones y colectivos segovianos

Con tiempo de sobra para desfilar por la Calle Real y llegar pronto a la cita y de punta en blanco. En las manos, bandejas de alimentos y frutos de la tierra, todo en abundancia. Así partieron los oferentes de la plaza del Azoguejo y así llegaron minutos después a la Catedral, donde les esperaba la imagen de la patrona, la Virgen de la Fuencisla, para celebrar la tradicional ofrenda que preludia a la despedida de mañana. Tostones, lechugas, tomates, coliflores, pepinos, pimientos, garbanzos, pasteles, rosquillas, florones «para la Virgen cualquier cosa es poca», aseguraban ilusionados. Iban ataviados con el traje regional y al son de la dulzaina y el tamboril, todo muy segoviano. Los peatones se quedaban parados en plena Calle Real y los miraban y aplaudían.

Muchos colectivos son los que están representados en esta tradicional ofrenda de los frutos de la tierra que recibe la patrona de Segovia año tras año en la recta final de septiembre. Cocineros, hosteleros, pasteleros, amas de casa e integrantes de grupos y asociaciones defensoras de la segovianía más pura y castiza. Para la ocasión lucieron las mejores galas y portaron los instrumentos musicales que identifican a las gentes de esta tierra.

Medallas a la venta

La medalla conmemorativa del centenario de la coronación canónica de la Virgen de la Fuencisla, que El Norte de Castilla vendió hace unos días, puede adquirirse todavía, a un precio de 10 euros, en Filatelia Doblón.