Desarticulan una banda que robaba a ancianos con el método del ‘abrazo’

  • La Guardia Civil estima que el valor de las joyas sustraídas pudiera superar los 200.000 euros

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La Guardia Civil ha desmantelado un grupo especializado que robaba principalmente a ancianos mediante la técnica del ‘abrazo’ en municipios de la sierra de Madrid y en las provincias de Ávila y Segovia, y a cuyos integrantes se les imputan 34 delitos de robo con violencia y hurto de joyas.

Según ha informado el instituto armado, la banda elegía como víctimas a personas «especialmente vulnerables por su edad», a las que abordaba con una falsa muestra de aprecio, agradecimiento u ofrecimiento sexual y que no dudaba en emplear la violencia de verlo necesario.

La operación Malabrazo comenzó a principios del mes de agosto cuando los agentes detectaron un incremento de denuncias por robo con un similar modus operandi consistente en la conocida técnica del ‘abrazo’. Gracias al desarrollo de la investigación, se pudo saber que era un grupo muy activo, en el que los hombres seleccionaban a las víctimas en las puertas de las iglesias haciéndose pasar por mendigos, mientras las mujeres de la banda eran las que cometían el robo de joyas.

La Guardia Civil estima que el valor económico de las alhajas sustraídas pudiera superar los doscientos mil euros, a parte del incalculable valor sentimental que representaban para algunas de las víctimas las joyas sustraídas, informan las mismas fuentes.