El Norte de Castilla

Sede de la Concejalía de Cultura en la calle Judería Vieja.
Sede de la Concejalía de Cultura en la calle Judería Vieja. / A. de Torre

Luquero sostiene que el fallo
del proceso de selección
se debe a «un exceso de celo»

  • polémica sobre el coordinador de cultura

  • La alcaldesa confirma que José Antonio Gómez Municio continuará en el cargo hasta la elección de un nuevo coordinador de actividades culturales

«La sentencia valora muy positivamente el exceso de celo y el esfuerzo por ser transparente del tribunal seleccionador. Es un defecto de forma sin más». Con estas palabras valoraba la alcaldesa de Segovia la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en la que insta al Ayuntamiento de Segovia a repetir el proceso de elección del coordinador de actividades culturales. «La sentencia no entra en absoluto a valorar la corrección sobre los ejercicios ni la valoración de los exámenes que ha llevado a cabo el tribunal, ni por supuesto los méritos de cada uno de los candidatos», apuntó Luquero.

Para la regidora socialista, la sentencia del TSJ entiende que hay un defecto de forma en el proceso de elección del coordinador de actividades culturales del Ayuntamiento, cargo que actualmente ocupa José Antonio Gómez Municio. Según explicó la alcaldesa, el defecto ocurrió en uno de los dos ejercicios de los que constaba la prueba, y que consistía en la presentación de un documento amplio donde se hiciera un diagnóstico de la situación de la cultura de la ciudad con propuestas de cara al futuro. Para dicha prueba, el tribunal seleccionador «decidió sobre la marcha puntuar un poco menos el diagnóstico y un poco más las propuestas de futuro. Este es un criterio que comúnmente establecen in situ los tribunales examinadores para eliminar lo más posible la discrecionalidad de los miembros del mismo».

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León afirma en su sentencia que esta nueva puntuación debería haberse comunicado a los aspirantes al puesto al menos verbalmente, por lo que obliga al Ayuntamiento a retrotraerse al momento en el que se hicieron los exámenes. Sobre esta cuestión, Luquero confirmó que el consistorio cumplirá la sentencia, aunque indicó que han realizado una consulta al Tribunal para saber como hay que cumplirla, ya que el TSJ establece que hay que fijar nuevos ejercicios distintos a los realizados y valorados.

«Aquí hay una incoherencia porque si establecemos dos ejercicios diferentes estamos incumpliendo las bases de la convocatoria, en la que aparece que uno de los ejercicios debe consistir en la presentación de un documento diagnóstico y propuestas a futuro», subrayó Luquero, quien también afirmó que según los servicios jurídicos del Ayuntamiento el TSJ «ha interpretado erróneamente la doctrina del Tribunal Supremo en relación con la necesidad de garantizar en los procesos selectivos los principios de publicidad y transparencia».

La alcaldesa confirmó que Gómez Municio continuará cumpliendo con sus funciones hasta que concluya el nuevo proceso selectivo.