El Norte de Castilla

Óscar de Pablo, Miguel Sanz y Sergio Gómez, concursantes en Canarias.
Óscar de Pablo, Miguel Sanz y Sergio Gómez, concursantes en Canarias. / El Norte

Tres cocineros segovianos acuden al Certamen de Gastronomía de Tenerife

  • Óscar de Pablo y Sergio Gómez y el repostero Miguel Sanz representan a Castilla y León en el concurso de ámbito nacional que organiza la federación Facyre

Dos cocineros y un repostero segoviano representan a Castilla y León en el III Certamen Nacional de Gastronomía, enmarcado en Culinaria Tenerife 2016, una cita que cobra fuerza en todo el ámbito nacional organizada por la Federación de Asociaciones de Cocineros y Reposteros de España (Facyre) y que cuenta con el apoyo de la Asociación Mundial de Sociedades de Cocineros (World Association of Chefs Societies, WACS).

Al certamen nacional acuden tres representantes de la Asociación de Cocineros de Segovia, Óscar de Pablo Rodríguez y Sergio Gómez Guzmán, cocineros de Venta Magullo, y el repostero Miguel Sanz Martín, de Pastelería Acueducto, que ya quedó cuarto en la edición de 2015 celebrada en Valladolid.

Este concurso se celebra en el Centro de Desarrollo Turístico Costa Adeje (CDTCA) y en las instalaciones de la Factoría de Innovación Turística de Canarias. En este evento se seleccionan los mejores profesionales de la gastronomía española en las categorías de cocineros, reposteros, sumilleres, maitres (jefes de sala) y cocteleros.

Abierto a todas las comunidades autónomas, los equipos estarán formados por siete personas: cocinero y ayudante, repostero y ayudante, sumiller, maitre (jefe de sala) y coctelero. El miércoles 21 de septiembre competirán los cocineros, y el jueves 22 lo harán los reposteros. Los primeros tendrán que preparar dos platos libres con ingredientes obligados, cerdo negro de Canarias (lomo y falda) y lomo de atún; los reposteros tendrán que elaborar un postre con plátano canario y una figura de chocolate y caramelo.

Ignacio Sanz, presidente de la Asociación de Cocineros de Segovia, ha destacado la ilusión con la que participan los representantes de la provincia en este certamen, pues acuden también en nombre de Castilla y León: «Van con ganas de coger experiencia, mejorar y ver lo que hacen sus competidores».

Aceves recordará hoy, en el pleno del Parlamento castellano y leonés, las casi 60.000 firmas de segovianos que reclaman la instalación de un acelerador lineal para evitar los desplazamientos de enfermos oncológicos a otras provincias para recibir las sesiones de radioterapia.

Asimismo, el procurador socialista solicitará al consejero las explicaciones oportunas sobre «las largas esperas y graves síntomas de pérdida de calidad del servicio de Urgencias por los problemas que arrastra la Atención Primaria y la precariedad laboral de los profesionales». Al respecto, ha indicado que, entre el 12 y el 17 de agosto, se atendió a un total de 1.024 pacientes. El representante del PSOE segoviano incide en demandar a los responsables de la Administración autonómica que «de una vez el Partido Popular cumpla su promesa» de dotar al Hospital General de una unidad de Radioterapia para luchar contra el cáncer y evitar «largos y penosos desplazamientos de los pacientes segovianos». Aceves solicitará al consejero los informes técnicos para observar los motivos técnicos por los que el programa electoral del PP de 2007 incluían aceleradores lineales para todas las provincias que no disponían de los mismos y los que ahora dicen todo lo contrario.

El procurador socialista afirma que «cualquier unidad de radioterapia dispone de equipamientos homologados por el Ministerio de Sanidad y personal con titulación acreditada». Así, Aceves ha añadido que «podrá ser más o menos eficiente económicamente dependiendo del número de pacientes, pero nunca mermará la calidad del tratamiento porque haya menos enfermos; el Ministerio no lo acreditaría».

El representante del PSOE en las Cortes regionales también recuerda que el propio presidente del Ejecutivo autonómico se comprometió a la implantación de la unidad en el Hospital General de Segovia, «luego la olvidó». Asimismo, apunta que después el consejero de Sanidad la quería ubicar en la sanidad privada, en el Grupo Recoletas, para más tarde abandonar el proyecto; habló de estudiarlo para decir después que el tratamiento sería malo por falta de pacientes. Ya está bien de que nos tomen el pelo».

«Con una media de 40 pacientes al mes, se rondaría los 10.080 tratamientos al año, con un coste de 750.000 euros incluido el coste del personal (dos oncólogos, un físico, dos terapeutas, una enfermera, un celador, un administrativo), con lo que cada tratamiento rondaría los 75 euros», expone en su argumentación José Luis Aceves, quien hace hincapié en que de lo que se trata «es de facilitar el acceso al tratamiento a los enfermos oncológicos».