El Norte de Castilla

Más de 7.000 personas pagan por subir a la Torre de Juan II

Grupos de visitantes en el puente de entrada, desde el que se accede a la taquilla.
Grupos de visitantes en el puente de entrada, desde el que se accede a la taquilla. / A. Tanarro
  • Finalizada la restauración de la torre, las obras se centran ahora en los tramos de muralla que rodean el recinto del monumento

Los responsables del Patronato del Alcázar siguen de forma constante mejorando el monumento para tenerlo siempre en condiciones óptimas. Una de las últimas actuaciones más reseñables ha tenido lugar en la Torre de Juan II, cuyas obras comenzaron en noviembre del año 2015, ya liberada de los andamios. Desde enero han subido hasta lo más alto 7.326 personas, lo que se valora como una «respuesta buena».

Los trabajos en la Torre de Juan II han consistido en la limpieza exterior, que es lo más visible del monumento, además de acondicionar los accesos para hacerlos «más cómodos», apuntan desde el Patronato del Alcázar. De hecho, se han mejorado los peldaños de la escalera de caracol para que «sean más resistentes».

La parte superior de la Torre también ha sido saneada y, tras la restauración, se están colocando en días especiales o actos oficiales las banderas de Segovia, Castilla y León, España, la de la Unión Europea y dos gallardetes rojos y blancos.

Entre los trabajos que tiene pendientes el Patronato del Alcázar está llevar a cabo la restauración de la muralla norte, hasta enlazar con la ‘proa’ del monumento. Las obras se acometerán justo en el lado contrario al que se han ejecutado recientemente, en el sur. Los trabajos consistirán en un «saneamiento» del muro defensivo, eliminando la vegetación existente y comprobando el estado de la piedra.

Esos trabajos son la primera prioridad. En el tintero están otros que se enmarcan dentro del plan general de infraestructuras del monumento en el que se recogen las actuaciones a realizar en una década. En ese documento también se valora realizar un «acondicionamiento» de la Plaza de la Reina Victoria Eugenia, la antesala de la fortaleza. De momento, no se sabe «cuando saldrá adelante porque no es la primera prioridad», detallan desde el Patronato del Alcázar.

Proyecto museográfico

Otro de los proyectos a medio-largo plazo que estudian en el Patronato del Alcázar es el posible cambio en el proyecto museográfico, en fecha aún por determinar, que supondrá una reordenación de las visitas y habilitar el acceso recuperado hace un par de años a través del puente de Santa Bárbara como salida, además de ampliar la zona visitable, para lo que será necesario trasladar parte del Archivo Histórico Militar a otras salas. Aunque, por ahora, «no hay grandes avances», señalan.