El Norte de Castilla

El Foro de los Encierros de Cuéllar considera fundamental la actuación de los bueyes

Participantes en la reunión del Foro de los Encierros de Cuéllar, el pasado viernes.
Participantes en la reunión del Foro de los Encierros de Cuéllar, el pasado viernes. / M. Rico
  • La última reunión del grupo recoge la experiencia y opiniones de las asociaciones sobre el pasado ciclo

El resultado global del pasado ciclo de encierros ha sido positivo para el grueso de los colectivos implicados en su desarrollo, tal y como se puso de manifiesto la noche del pasado viernes en el Foro de los Encierros, un encuentro en el que se analiza lo ocurrido durante el traslado y las carreras y que en esta ocasión recogió la experiencia y opiniones de Ainhoa Iglesias, presidenta de la Asociación Amigos del Caballo; Gerardo Martín, en representación de la Asociación Encierros de Cuéllar; Luis Senovilla, concejal de Festejos; Luis Ángel García, presidente de la entidad A Caballo; y Gustavo Cobos, vicepresidente de la peña taurina El Encierro, organizadora de esta iniciativa; bajo la moderación de Francisco Salamanca.

Todos estuvieron de acuerdo en que han existido mejoras importantes con respecto al año anterior y coincidieron en que el buen encabestramiento del ganado es fundamental para el buen desarrollo de un encierro. Así vieron acertada la renovación de los bueyes, cuestión que también ha ayudado a mejorar el ciclo. Sin embargo, no hubo unanimidad en la medida más polémica de las pasadas fiestas, la que únicamente permitía a una veintena de jinetes participar de la suelta de los astados en los corrales, mientras que el resto de los autorizados tenían que esperar al último tramo del pinar para su incorporación.

Mientras que las asociaciones taurinas apuntaban a que ésta había sido una medida positiva, los caballistas señalaban que, a pesar de haber sido la cabeza de turco, no habían sido los responsables de que el encierro entrara o no a las calles. Así lo manifestaba la presidenta de Amigos del Caballo, quien recordó que la falta de encabestramiento del ganado del lunes, e incluso la escasez del miércoles, demostraron su importancia «y que la medida de veinte caballistas no funciona».

«Cuando las cosas van mal y llevas 16 animales, veinte caballistas no son suficientes si la manada se parte. El problema radica en el encabestramiento», aseguró Iglesias.

De forma similar apuntaba el presidente de A Caballo. Luis Ángel García tiene una sensación agridulce, debido a la medida que limitaba el número de jinetes en la suelta, por un lado, y al resultado de los encierros, por otro. A su juicio, los astados han entrado en buenas condiciones, tras una conducción bastante buena, en general, aunque recordó que algunos días los jinetes tuvieron que entregarse a tope. Pidió que se corrijan los encabestramientos y recordó que, con una buena organización, todos los caballistas tienen cabida en el encierro, cada uno en la medida de sus posibilidades.

Por la Asociación Encierros de Cuéllar, Gerardo Martín agradeció el giro dado por el Ayuntamiento y la puesta en marcha de nuevas medidas, la mayoría con buen resultado, aunque puso sobre la mesa que de nuevo son muchos los cabestros que entran al recorrido urbano acompañando a las reses y reiteró la solicitud de parar alguno en lo alto del embudo. También pidió que se estudie el caso de un caballista que entró con el encierro hasta la calle Resina, y puso de manifiesto la necesidad de trasladar las mejoras a una comisión permanente en la que estén todos los partidos políticos, para que las líneas de trabajo tengan una continuidad de futuro.

En la calle y en el albero

Por su parte, Gustavo Cobos, de la peña El Encierro, reafirmó una mejora en los de este ciclo, constatando que un año más han entrado mejor las novilladas que las corridas de toros. Pidió Cobos que se siga insistiendo en la organización y el orden y la importancia de que los toros lleguen a las calles y den espectáculo también por la tarde en la plaza. También puso de manifiesto el problema existente con los vehículos, principalmente en la zona de Las Máquinas.

El concejal de Festejos, Luis Senovilla, señaló que se va a seguir trabajando para poner en práctica todos aquellos consejos obtenidos de los distintos foros, revisarán el trabajo de encabestramiento, en el que insistirán, mejorar la comunicación entre la organización y los caballistas así como en uniformar a los responsables de la conducción. También afirmó que se buscará una solución para los problemas con los vehículos y que tratarán de implementar todas aquellas medidas que mejoren la organización de los encierros «con la incertidumbre que genera el que son animales salvajes, toros bravos», recordó.