El Norte de Castilla

El Alcázar de Segovia recibe más de 384.000 visitantes hasta septiembre

Grupos de visitantes del Alcázar, ayer, en la plaza Reina Victoria Eugenia.
Grupos de visitantes del Alcázar, ayer, en la plaza Reina Victoria Eugenia. / Antonio Tanarro
  • La cifra supone un 2% menos entradas que de enero a agosto del año pasado

El Alcázar de Segovia fue el monumento más visitado de toda Castilla y León durante 2015, el año en el que se rompieron todos los récords en cuanto a visitantes que tenía la fortaleza registrados hasta esa fecha. Volver a igualar esa proeza sigue siendo el objetivo de los responsables del Patronato del Alcázar, aunque este año, de momento, no parece probable conseguir el objetivo.

Los últimos datos registrados, con fecha de 31 de agosto, elevan a 384.126 el total de personas que han entrado en el monumento en lo que va de año, lo que supone un ligero descenso de visitantes con respecto a 2015, en concreto de 8.500 personas menos, es decir, un 2,16% inferior a la cifra del año pasado.

Desde el Patronato del Alcázar apuntan a que esta bajada puede deberse a cómo se situó la Semana Santa en este 2016, días en los que la afluencia de visitantes es crucial para el resto del año.

Este año, esas jornadas festivas y de vacaciones tuvieron lugar en el mes de marzo, mientras que en 2015 fueron en abril, cuando «ya hace mejor tiempo», aseguran desde la fortaleza.

A pesar de todo, la Semana Santa en marzo ha impulsado que este mes sea el mejor de los últimos cuatro años, pues se han llegado a contabilizar 53.700 visitantes.

Marzo es el tercer mejor mes del año; en segunda posición se situó el mes de mayo con «el puente del primero de mayo, que influyó», y encabeza la lista el mes de agosto, con 65.000 visitantes.

El interés que despierta el Alcázar en los turistas también se encuentra en meses de temporada baja, sin festivos ni puentes. Uno de esos meses fue febrero, que este año registró 29.500 visitantes, «una cifra muy buena», según valoran los responsables del Patronato del Alcázar.

Si las previsiones se cumplen como en años anteriores, en el último trimestre del año el monumento recibirá unos 122.000 visitantes, lo que hará aproximarse la cifra a los primeros puestos del ránking del Alcázar de Segovia, pero sin superar el dato de las 575.110 personas de 2015. No obstante, será «un año bueno», como reconocen desde el Patronato.

No hay que olvidar que todavía quedan fechas señaladas en el calendario que pueden atraer a un buen número de turistas a la ciudad, como a principios de noviembre, cuando muchos harán puente con motivo de la festividad de Todos los Santos que se celebrará el martes, o a principios de diciembre, porque las fiestas de la Constitución y la Inmaculada caen este año en martes y jueves.

El 67% nacionales

No hay duda de que la gran mayoría de los visitantes que acuden a visitar el Alcázar son nacionales. Procedent de todos los puntos de la geografía española, y en los últimos años se han animado a conocer la fortaleza porque están de moda muchas series históricas de televisión, como la popular ‘Isabel’.

A pesar de todo, en el Alcázar se pueden escuchar muchos idiomas porque, en lo que va de año, ya han pasado por la fortaleza «59 nacionalidades diferentes». Los visitantes vienen de todo el mundo, aunque encabezan la lista los estadounidenses, con un 5%, seguidos de los turistas procedentes de Corea del Sur, que son el 3,8% de los registrados; los franceses, con un 3%, los llegados de China, con un 2,6%, de Italia, con 1,2%, y de Alemania, con 1%, perfilan la estadística internacional.

Este año, el Alcázar también fue visitando por turistas argentinos, japoneses, ingleses, brasileños o rusos. Hasta el punto que las audioguías que posee la fortaleza ofrecen doce idiomas distintos, incluidos el castellano y los más comunes de la Unión Europea (inglés, francés, alemán, italiano y portugués) y lenguas como el chino, ruso, japonés, holandés, polaco y coreano (debido al número grupo de turistas de esta nacionalidad).

La estancia media del turista es de una hora, un poco más si deciden participar en una visita guiada, que pueden realizar con guías oficiales en español, francés y en inglés.

Pocos segovianos

Los que no acuden con frecuencia a la fortaleza son los segovianos. En estos ocho primeros meses del año han sido 2.899 los que han entrado, a pesar de que cuentan con un precio simbólico por entrar de tan sólo un euro con mostrar el Documento Nacional de Identidad (DNI) en la entrada, que «no cuesta ni un café», como apuntan desde el Patronato del Alcázar.

Después de entrar una vez, en muchos casos pasan varios años hasta que regresan, y cuando repiten, suele ser porque acompañan a amigos o familiares que vienen de otras provincias cuando vuelven a verlo y aprovechan para enseñarlo a sus conocidos.

Lo mismo sucede con los centros educativos de la provincia. Son pocos los que llevan a sus alumnos a visitar este monumento emblemático de Segovia y de la historia de España, a pesar de que en este caso la visita para los estudiantes, previa reserva, es totalmente gratuita.

La visita es una buena lección de historia dentro del monumento para explicar distintas épocas de la historia española. Sus estancias fueron lugar de reposo de Alfonso X el Sabio, de la fortaleza salió Isabel La Católica para ser proclamada reina el 13 de diciembre de 1474, y es posible descubrir que en su capilla se celebró la misa de velaciones del casamiento de Felipe II y Ana de Austria en 1570.

Las estancias del Alcázar se sitúan alrededor del Patio de Armas y del Patio del Reloj. A la izquierda están las salas dedicadas al Colegio de Artillería mientras que a la derecha, el Palacio de los Reyes de Castilla, el núcleo principal del edificio. Allí se pueden contemplar la sala de Ajimeces, la de la Galera, el Trono, de la Chimenea, las del Cordón y de las Piñas; la Cámara Regia; el Tocador de la Reina y la Capilla. Entre lo más destacado y admirado, la Sala de los Reyes, con un fantástico artesonado de hexágonos y rombos, junto con las 52 imágenes de los reyes y reinas de Asturias, León y Castilla desde Don Pelayo hasta Juana la Loca.