El Norte de Castilla

Una mujer examina libros de texto en una librería.
Una mujer examina libros de texto en una librería. / A. T.

El programa Releo de libros de texto llega este curso
a 3.000 familias

  • Los centros adscritos de la provincia son este año 33, frente a los 25 del pasado curso, y las ayudas a los 2.207 beneficiarios suman 582.250 euros

El programa Releo lo puso en marcha la Consejería de Educación por primera vez en el curso 2012-2013, con la intención de favorecer e impulsar la creación, mantenimiento y gestión de bancos de libros de texto en los centros docentes públicos de Castilla y León, de cara a su préstamo y utilización por parte del alumnado. Este año, en la provincia de Segovia se beneficiarán del programa 3.000 familias, 593 más que el curso pasado.

Partiendo fundamentalmente de las donaciones voluntarias de las familias, que la Consejería de Educación complementa con una inversión en cada centro, el programa arrancó como experiencia piloto y en Segovia el programa se puso en marcha de forma definitiva el curso 2013-2014, con la participación de 24 centros educativos, a los que se proporcionó además de los fondos, un protocolo de actuaciones y una aplicación informática, como herramientas que facilitaran la gestión.

En este curso 2016-2017, en la provincia participan ocho centros más que en el anterior, es decir que la cifra de colegios e institutos que ofrecen a sus alumnos la oportunidad de beneficiarse de este programa de reutilización de libros y material escolar ha pasado de 25 a 33. Estos centros reciben una asignación económica de Educación superior a los 200.000 euros para que adquieran material didáctico.

El programa Releo benefició en el curso pasado a 2.407 familias segovianas. La Consejería espera que en este periodo lectivo que acaba de iniciarse sean más de 3.000 familias de la provincia las que cuenten con la ayuda que supone el préstamo de libros y materiales.

Una de las principales novedades este año del Programa Releo es la oportunidad que tienen los centros de adquirir, con los fondos procedentes de la Consejería de Educación, material escolar al margen de los libros de texto, en el caso de que tuvieran cubiertas sus necesidades de libros con las donaciones previas o existiera en el centro un elevado índice de familias en situación económicamente desfavorable.

La participación en Releo requiere que todos los colegios e institutos que forman parte del programa hayan tenido que informar al claustro de profesores, a las familias y al Consejo Escolar. Posteriormente, catalogan los libros por cursos y materias y se gestiona la solicitud de participación por parte de las familias (se recogen las peticiones de libros para cada uno de sus hijos).

Finalmente, a través de la plataforma informática, se realiza el periodo de asignación de los libros existentes en el banco con las peticiones de cada alumno. Una vez que termina la asignación de los libros, se recogen las necesidades de recursos educativos de cada centro y lo traslada a la Administración para su posterior dotación de volúmenes.

Gratuidad para las familias

Además, para favorecer la igualdad de oportunidades en el acceso a la enseñanza, la Consejería de Educación destina para este curso escolar en Segovia un total de 582.250 euros que corresponden a las ayudas para la gratuidad de libros de texto. Por etapas educativas, a los alumnos de Primaria de la provincia se les han concedido un total de 1.456 becas, por un importe total de 349.440 euros, y a los de Educación Secundaria Obligatoria 751, por importe total de 232.810 euros.

Esta convocatoria de ayudas se resolvió en el mes de junio, por lo tanto antes de la compra de los libros por parte de las familias, de modo que los padres han sabido con antelación si contaban o no con este apoyo. En este mes de septiembre las familias deben aportar la factura justificativa del material adquirido antes de proceder al abono de la ayuda que se realizará, previsiblemente, a finales de año. De este modo, señala la Consejería que se logra una visible agilización del procedimiento y un gran avance en el objetivo de la gratuidad de los libros de texto, ya que todas las familias beneficiarias tendrán libros de texto gratis el próximo curso escolar.

En esta convocatoria, al igual que en las anteriores, uEducación ha prestado una especial atención a colectivos necesitados de mayor protección. De esta manera, tanto familias numerosas, como discapacitados, víctimas de terrorismo o de violencia de género, entre otros colectivos, han sido objeto de una discriminación positiva en las ayudas mediante la aplicación de coeficientes favorables a su concesión.