El Norte de Castilla

vídeo

La cofradía ha pedido a los segovianos que engalanen las calles. / A. T.

La patrona vuelve hoy a la Catedral
por el camino
de hace cien años

  • El traslado de la imagen será por la Calle Real y la organización tiene previstas alternativas para protegerla en caso de que llueva

Como cada mes de septiembre, la Virgen de la Fuencisla, patrona de Segovia, emprende esta tarde un nuevo viaje hacia la Catedral de la ciudad desde su residencia habitual, el Santuario situado bajo las Peñas Grajeras. Se trata de una celebración anual que en este 2016 adquiere un carácter especial, al celebrarse el centenario de su Coronación Canónica. Un evento para el cual llevan trabajando desde hace varios meses desde la Dofradía de la Nuestra Señora de la Fuencisla, con el objetivo de que los segovianos puedan disfrutar de la subida de su patrona con toda la solemnidad que requiere la ocasión especial, con un itinerario novedoso y sin ningún inconveniente.

Al tratarse de una fecha especial, la cita contará con algunas novedades que pretenden recrear en todo lo posible la subida de la Virgen desde el santuario hace cien años. En septiembre de 1916, cuando se celebró la Coronación Canónica, la Guardia Civil participó en los actos de subida y bajada de la Virgen de la Fuencisla. Este año volverá a estar presente la Benemérita, con una escolta a caballo (llegada para la ocasión de Madrid) desde la salida de la imagen del santuario a las seis de la tarde y con una escuadra a pie ataviados con un traje de época que se unirá en la plaza del Azoguejo. Antes de la salida, a las 17:45, la Cofradía de la Virgen de la Fuencisla de Valladolid realizará en el santuario su ofrenda.

Después, la plaza del Azoguejo será el lugar en el que también se incorporarán a la procesión las cruces parroquiales: las de San Millán, San Martín, San Miguel, San Marcos, La Minerva y la Adoración Nocturna, además de la de la Junta de Cofradías y Hermandades de Semana Santa.

Tras su paso junto al Acueducto y acompañada por la Banda Municipal de Música de Segovia, la Virgen de la Fuencisla continuará con su viaje hasta la Catedral por la Calle Real –tal y como ocurrió hace un siglo– y no por la calle San Juan, como venía siendo habitual durante los últimos años. Durante cerca de treinta minutos, la imagen subirá camino de la Plaza Mayor por una Calle Real que se espera esté especialmente engalanada para la ocasión, con los balcones y las galerías con colgantes y tapices al igual que hace cien años. Así lo ha sugerido la Cofradía.

En la Plaza Mayor

Una vez en la Plaza Mayor, hacia las ocho y media, los actos serán similares a los de años atrás. La unidad de alumnos de la Academia de Artillería renidrá honores a la patrona y el grupo folclórico La Esteva tocará el ‘Himno de los Reyes Católicos’ con dulzaina y tamboril, tras el cual se producirá el recibimiento de las autoridades civiles, militares (con los alumnos de la Academia de Artillería) y eclesiásticas (recibimiento del Cabildo Catedralicio).

Después la procesión llegará hasta la Catedral, donde se esperan nuevas novedades. Entre estas destaca la entronización de la Virgen enel Altar Mayir del templo en el mismo acto, y no posteriormente. «Va a resultar un acto muy emotivo», aseguró Emilio Montero, coordinador de la subida y la bajada de la imagen de la patrona, quien señaló que «Segovia se va a volcar con la Virgen como hace todos los años».

Alternativas

El operativo está listo y preparado para que la subida de la imagen de la Virgen se realice sin ningún tipo de problema. Aunque la presencia de la lluvia durante el recorrido siempre es una amenaza que desde la cofradía tienen presente y para la que preparan alternativas. Las previsiones indican que es poco probable que caigan precipitaciones durante esta tarde, pero existe un ‘plan B’ e incluso un ‘plan C’ en el caso de que la lluvia llegue a descargar sobre la comitiva.

«La gente lo que tiene que entender es que la Virgen está en la calle más de dos horas. Eso es mucho tiempo. Si empieza a llover, por ejemplo a las cinco de la tarde, eso fastidia ya todo el montaje de la carroza», indicó Emilio Montero.

El coordinador del traslado confesó que tomar decisiones en dichas circunstancias resulta muy complicado.«Hay veces en las que hay que decir que no se puede. Si la lluvia es persistente el acto se celebraría dentro de la Catedral, con todas las partes igual que si fueran en la Plaza Mayor», aseguró. Diferente sería el caso de que la lluvia fuera débil e intermitente, situación para la cual manejan una solución intermedia que está estudiando la cofradía. Esta pasa por «trasladar a la Virgen hasta la iglesia de San Miguel y que la imagen salga desde ahí, manteniéndose los actos en la Plaza Mayor exactamente igual», indicó Montero.

Aunque con esta alternativa existe el riesgo de que comience a llover justo en el momento de la salida de la Virgen. «La Virgen requiere unos honores y una solemnidad. No se puede llevar como cualquier otra cosa o escondida. Es la Virgen de la Fuencisla, no se la puede llevar de cualquier manera», concluyó el coordinador.