El Norte de Castilla

Representantes de los clubes ciclistas, del Ayuntamiento, la AECC y laCaixa, ayer en la presentación de la marcha popular y solidaria.
Representantes de los clubes ciclistas, del Ayuntamiento, la AECC y laCaixa, ayer en la presentación de la marcha popular y solidaria. / Antonio de Torre

Cada año son diagnosticados
1.500 nuevos
casos de cáncer
en la provincia

  • La AECC prevé 3.200 inscripciones en la tercera marcha popular y solidaria de este domingo

«La base para que el cáncer sea una enfermedad crónica es la investigación», aseguró ayer Ana Sanjosé, presidenta de la junta provincial de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), al presentar la tercera edición de la marcha popular solidaria con la que recaudarán algunos fondos más con destino a proyectos de investigadores. Cada año son diagnosticados en la provincia de Segovia 1.500 casos nuevos de cáncer que requieren una intervención quirúrgica o un tratamiento. Supone un 1% de la población provincial y, según la valora Sanjosé, «es una cifra bastante alta, y es raro que hubiera una familia que no haya pasado por este trance en mayor o menor grado». Y acompañar a los pacientes y a las familias es uno de los cometidos de la asociación, que «no haya un solo enfermo ni un familiar solo». Con todo, dos de los principales objetivos son incidir en la prevención, mediante el fomento de hábitos saludables, y en la investigación, y para llevarlos a cabo la AECC de Segovia impulsa cada año distintas iniciativas y campañas. En 2015, la junta provincial recaudó 45.000 euros destinados de forma íntegra a la investigación.

La marcha solidaria del próximo domingo conjuga ambos aspectos. Es la tercera y la presentó ayer Ana Sanjosé acompañada por la concejala de Deportes, Marian Rueda, el jefe de negocio de laCaixa en Segovia, José Ángel Matarranz, que patrocinan el evento, y representantes de los clubes ciclistas Kamelia y Sexmeros, padrinos de esta edición. «Representan lo que quiere la asociación, luchar, avanzar y ayudar contra el cáncer, y animar a todo el mundo a que haga una vida saludable como prevención», señaló.

En general, con el avance de la investigación y los nuevos tratamientos, la gravedad del cáncer es cada vez menor, apuntó Sanjosé. Está transformándose en una enfermedad que tiene cura en muchos casos o que puede llegar a tratarse como una dolencia crónica, pues la tasa de mortalidad está disminuyendo. Aún así, es la causa de una cuarta parte de las muertes en la provincia, donde, «no sé si es por el granito de la sierra, hay un índice de cáncer importante».

La mayor incidencia es de tumores del aparato digestivo y de mama, indicó Sanjosé, y este último no afecta solo a las mujeres porque cada vez se ven más casos en hombres. La estadística revela que los cánceres más frecuentes son los de colon y recto, el 15% del total; próstata, el 12,7%; mama (10,6%, y el de pulmón y bronquios, el 8,4%.

Muchos pacientes y sus familias son atendidas por la AECC porque necesitan, y demandan, ayuda psicológica e incluso apoyo económico; en la actualidad son alrededor de un centenar entre los casos nuevos y los que se encuentran en cuidados paliativos.

La junta provincial agrupa a unos dos mil socios y muchos voluntarios que colaboran con la asociación en los distintos programas, como el grupo de mujeres que lleva varios días en las calles de Segovia con una mesa para recoger las inscripciones en la marcha solidaria del domingo.

Y cuenta con el apoyo del Ayuntamiento, de laCaixa como patrocinador principal –con el compromiso expresado ayer por José Ángel Matarranz de seguir colaborando en próximas ediciones porque así revierten los excedentes de la actividad financiera en la sociedad– y de las 34 socias del club Kamelia y los cien de Sexmeros para incidir en el fomento del deporte como hábito saludable que previene el cáncer.