El Norte de Castilla

La política enturbia los días previos al comienzo de las fiestas patronales

Mariano García González volverá a pronunciar el pregón este año.
Mariano García González volverá a pronunciar el pregón este año. / F. de la Calle
  • El homenaje que el Ayuntamiento tributará a alcaldes y ediles de la etapa democrática suscita una fuerte polémica

La decisión del Ayuntamiento de Nava de la Asunción de iniciar el próximo viernes los actos de las fiestas patronales con un homenaje a los concejales elegidos desde las primeras elecciones municipales de la etapa democrática, celebradas el 3 de abril de 1979, sigue generando polémica en la localidad. Primero fue el grupo municipal del Partido Popular, ahora en la oposición, el que mostró su rechazo al acto a través de un comunicado, y ahora son todos los alcaldes del periodo democrático los que han rechazado acudir al homenaje y acompañar al actual regidor, el socialista Juan José Maroto, en la inauguración de los festejos.

En su comunicado, los populares dicen no entender el motivo de esta efeméride para empezar las fiestas patronales, señalando que «nada parece avalarlo, ni el motivo, ni la coyuntura, ni el momento de hartazgo político que vivimos». Para los concejales de la oposición, el alcalde está empeñado «en impregnar todo, hasta la función, de un tono político. ¡Dejemos la fiesta en paz!», señalan, mostrando además su sorpresa porque «alguien que ayer denunciaba por lo penal a sus compañeros, ahora les invita a participar en un acto de reconocimiento». La oposición duda de si el alcalde se ha dado cuenta ahora del trabajo realizado o se trata de «una coartada para lavar su propia imagen y autohomenajearse por sus más de veinte años de servicio».

Juan José Maroto ya habría intentado hacer un homenaje similar al de este año con anterioridad, intentando reunir a los alcaldes democráticos, pero el acto no salió adelante por la negativa de estos. Por su parte, el resto de regidores de la etapa democrática tampoco acudirá el próximo viernes al salón de actos de la Casa Consistorial. «Yo me presenté libre y voluntariamente; no considero que hiciera ningún acto sobrehumano y mucho menos lo hice para que me hicieran ningún homenaje, es todo un privilegio ser concejal, las gracias a los vecinos», asegura Jesús Moreno, alcalde de Nava de la Asunción entre 1995 y 1999. De la misma opinión es su antecesor, Alfonso Tapia,(1987-1995), quien sucediera al recientemente fallecido Serviliano García. «No acudiré. Estoy muy apartado de la vida política y no lo veo oportuno», señala. Santiago de la Cruz (2007-2015) tampoco tiene previsto acudir.

El portavoz de los populares en el Ayuntamiento, Eduardo Verdugo, ha querido mostrar su sorpresa porque el alcalde haya querido justificar el acto diciendo que son los empleados del Ayuntamiento los precursores del mismo. «Es de traca. ¿Desde cuándo los funcionarios se dedican a homenajear a los políticos?», destaca Verdugo, para quien «conseguir una mejor convivencia entre todos no se logra programando este tipo de actos, si no trabajando todos los días para todos los vecinos y, sobre todo, intentando no crear más problemas donde no los hay». Coincide en sus palabras con su número dos, el histórico edil Luis García de Yebenes: «Es algo insólito. Unos concejales otorgándose un reconocimiento a sí mismos. El colmo de la fatuidad y el engolamiento. Yo, como vecino, estoy escandalizado. Quien crea merecerlo, que vaya. Yo decidí no ir en cuanto supe por el programa de la convocatoria. No merezco ningún reconocimiento. Agradezco a quienes creyeron que yo podría ser útil», subraya.

Sin color político

Por su parte, el alcalde de Nava de la Asunción ha tratado de rebajar la polémica enviando una nota informativa a los diferentes medios de comunicación en la que indica que el acto preliminar al pregón de fiestas «no tiene, en absoluto, color político ninguno, porque el trabajo por tu pueblo está muy por encima de cualquier sigla política y no tiene comparación con los devaneos que hoy día estamos viviendo en la política», señala. Maroto confirma que la idea se venía barajando desde el año pasado y no se podía posponer por más tiempo, «puesto que el tiempo apremiaba por el delicado estado de salud de algunos de los más mayores, y por el fallecimiento ya de otros», como es el caso de Serviliano García. El regidor defiende la legitimidad del acto dentro de las fiestas patronales, un acto que «lo van a llevar a cabo empleados del propio Ayuntamiento, para reconocer el exclusivo trabajo de quién ha pasado por esta casa».

El pregón

El Ayuntamiento socialista repetirá una iniciativa muy similar a la que ya organizó el PSOE navero en 2011, estando en la oposición. En aquella ocasión, el lugar elegido también fue el salón de actos del Ayuntamiento y los homenajeados fueron todos los concejales socialistas de la etapa democrática, con Maroto al frente. Un emotivo acto que podría repetirse este viernes si como han anunciado, no acude ningún edil del Partido Popular.

En el escrito enviado a los medios, Maroto hace especial hincapié en destacar que tanto el pregón oficial como la elección del pregonero, Mariano García González, se han hecho para «abundar aún más en el sentido de que el acto responda únicamente al trabajo de las personas y no a ningún otro motivo». Se da la circunstancia de que Mariano García, único concejal independiente de la democracia entre 1979-83, ya fue pregonero de las fiestas en 2012, cuando se homenajeó a la banda de música de Nava, de la que es presidente. Será así la primera vez que una misma persona repita dando un pregón desde el balcón de la Casa Consistorial navera.