El Norte de Castilla

Llegan las fiestas del Bustar

Los comisarios, delante de la Virgen del Bustar.
Los comisarios, delante de la Virgen del Bustar. / C. V.
  • Los vecinos de Carbonero afrontan un fin de semana repleto de atractivos

Los vecinos ya están preparados para las fiestas de la Virgen del Bustar. El programa festivo organizado por la comisión de festejos del Ayuntamiento da comienzo hoy viernes, y se prolongará hasta el próximo martes, día 10 de septiembre. Como testimonio del colorido y la variedad de actos, a lo largo de los cinco días de fiesta, no faltarán encierros urbanos y camperos, novilladas, música, pasacalles, verbenas al aire libre… También habrá tiempo para degustar las tradicionales sopas de ajo, chocolate, almuerzos populares con chorizo, panceta y huevos fritos, bocadillos en la plaza de toros, comida de peñas…  

La celebración religiosa, misa y procesión con la Virgen del Bustar, se celebrará el sábado por la tarde. Los comisarios, mayordomos y piostres, junto con las autoridades y la reina y damas de honor presidirán los actos religiosos. Después de la misa, la imagen de la patrona se abre paso entre la multitud de vecinos en el entorno ajardinado de la ermita, para iniciar la procesión que dura hasta el anochecer, pues los romeros bailan la jota ante la Virgen y los jóvenes hacen castillos humanos en honor a su patrona la Virgen del Bustar. Después, se subastan las ofrendas y el pendón y se canta el himno a la Virgen.

A la doce de la noche del mismo sábado, se celebrará el tradicional desfile de peñas, una de las actividades más participativas y multitudinarias de las fiestas, pues algunas peñas cuentan con más de 300 integrantes. La reina y damas de honor, vestidas con traje de fiesta, encabezan el desfile y cuando llegan al Ayuntamiento, suben al balcón junto a las autoridades; mientras tanto, las peñas La Cuba, San Fermín, Áncoras, Los Terribles; La Tinaja, Espontáneos, El Brochazo… desfilan por la plaza de España.

El domingo y el lunes, el ambiente juvenil y callejero reinará durante el día y la noche, pues las peñas contratan los servicios de varias charangas, que inundan de alegría y color las calles y plazas de la localidad. Asimismo, el público infantil también contará con grandes dosis de entretenimiento, en el parque infantil del patio de colegio, y la fiesta de la espuma en la plaza de Abastos. Como despedida, un castillo de fuegos artificiales, y la actuación de Saray en la plaza de España

Por otra parte, los festejos taurinos, como en otras tantas localidades segovianas, han ido creando a lo largo de los años una tradición cada vez más arraigada: el concurso de cortes y los afamados encierros atraerán a vecinos y forasteros para ver correr a los toros, y serán testigos una vez más, de las idas y venidas de los corredores delante de las reses bravas.

Encierros camperos

A lo largo de los cuatro días de fiesta, se irá desarrollando diferentes espectáculos taurinos, pero sin lugar a dudas los encierros camperos son los que tiene mayor atractivo. Los aficionados ensillarán sus caballos el lunes y el martes de la fiesta, para dirigirse al prado de Valdecuéllar, donde se inicia el recorrido, de unos cuatro kilómetros, campo a través, cruzando el despoblado de Fuentes y el paraje de los Charcones, ascendiendo posteriormente por la cara noroeste de la Muela. Una vez sorteado este pequeño obstáculo, desciende por una ladera para hacer su entrada en el casco urbano, iniciándose el circuito urbano hasta llegar a la plaza de toros.

Durante el recorrido por el campo, los caballistas que controlan la manada y la conducen hasta el pueblo, suelen superar el centenar todos los años. Por otra parte, están los espectadores, que desde muy temprano, se acercan con los coches para buscan un sitio privilegiado en las zonas más elevadas y ver sin peligro el encierro. Este año, el cartel taurino está compuesto por una novilla de rejones, el día 11, para los rejoneadores Óscar Mota, Manuel Moreno y Sebastián Fernández. El día 12, encierro campero por la mañana, novillada picada por la tarde, para los novilleros Andrés Jiménez, Gerardo Rivera y Jesús Martínez. La estampa festiva finalizará el martes, con el encierro campero y urbano, la comida de peñas y una becerrada popular.