El Norte de Castilla

«Estaría bien que una comisión de fiestas nos ayudara en la organización»

La alcaldesa de Garcillán, Ascensión Arribas.
La alcaldesa de Garcillán, Ascensión Arribas. / El Norte
  • La regidora explica la elaboración del programa festivo, con sus necesidades y proyectos futuros

Son muchas las actividades que se han de distribuir en dos fin de semanas festivos para el pueblo de Garcillán. Su alcaldesa, Ascensión Arribas, junto a la concejala de festejos y los quintos llevan tiempo organizando el programa para que todos los vecinos y visitantes puedan disfrutar de estos días.

–¿Qué tiene Garcillán para que la gente acuda a sus fiestas?

–Mucha variedad, son dos fin de semanas seguidos con muchísimas actividades, musicales, gastronómicas, infantiles, romerías y una feria de artesanía que se celebra el sábado 10 de septiembre

–¿Entonces son dos fiestas patronales en una, por así decirlo?

–Sí, más o menos, el día 14 de septiembre es la exaltación de la Santa Cruz, que se celebra el primer fin de semana. El sábado es la misa con su posterior procesión y el siguiente celebramos la Virgen de la Piedad con su misa y procesión el sábado 17 de septiembre.

–¿Cuál sería el evento más multitudinario?

–Pues sin duda el que te acabo de mencionar, la romería a la Virgen, puesto que acuden vecinos que no pisan nunca por el pueblo y vienen exclusivamente a este evento. Es un día muy especial, se juntan las familias para comer, pasan la tarde juntos y todo por la devoción a la Virgen de la Piedad.

–¿Qué novedades trae este año el programa de fiestas?

–Pues hay muy pocas o ninguna, puesto que solemos traer lo mismo todos lo años, lo único que este año a través de la Diputación se van a traer encierros infantiles.

–¿Aparte de este evento contáis con algún evento taurino?

–No, aquí no hay tradición. Llevo 17 años en el pueblo y en mi vida he visto un toro.

–¿Con qué presupuesto cuentan este año para las fiestas?

–No sabría decirte un número pero similar o el mismo al de año pasado, ahorrando lo máximo posible.

–¿De qué manera colaboran los peñistas y vecinos del pueblo?

–Pedimos a cada vecino una aportación de diez euros, aunque no todos lo ponen. A nivel de organización si echamos en falta más ayuda. La concejala de festejos, los quintos y yo somos los únicos que nos encargamos de preparar las fiestas y estaría bien que hubiera una comisión de fiestas o alguna asociación porque es una verdadera necesidad.

–¿Quién es el pregonero este año?

–Claro que hay pregón, antes intentábamos que lo ofreciera alguien conocido pero por ahorrar los encargados, al igual que el año pasado van a ser los quintos. Es un pregón que suele gustar puesto que recuerdan cosas y anécdotas de sus padres y abuelos. Este año son solo cinco, veremos como va la cosa, aunque espero que vaya bien.

–¿Hay reyes, reinas o damas?

–Suelen ser los quintos pero este año han decidido que no haya ni rey ni reina, los tres chicos serán mozos y las dos chicas damas.

–¿Aumenta el número de habitantes en fiestas?

–Empadronados seremos 490 y en fiestas triplicamos esa cifra, aunque bien es cierto que en verano aumenta la gente considerablemente aunque personalmente este año he visto menos, esperemos que no sea así en fiestas.

–Saliendo del asunto fiestas, ¿tienen algún proyecto para el pueblo?

–Hace poco hemos conseguido que la Diputación nos ponga un buen depósito de agua que nos hacía mucha falta. Ellos se han encargado de todo de hacerlo y de pagarlo por lo que les estoy profundamente agradecida. Aparte tenemos previsto arreglar dos o tres calles que hay de tierra, pedimos la subvención y nos las han denegado así que lo intentaremos al año que viene.