El Norte de Castilla

La venerada Virgen de la Cruz

El obispo, en el centro, oficia la misa en honor de la Virgen de la Cruz.
El obispo, en el centro, oficia la misa en honor de la Virgen de la Cruz. / C. V.
  • El obispo de Segovia, César Franco, oficia la misa en honor de la patrona de Escalona del Prado

La imagen más venerada en Escalona es la Virgen de la Cruz y cobra especial importancia en las dos fiestas que se celebran, una en el mes de mayo y otra en septiembre, pues se realizan una serie de actividades para homenajearla.

Muchas cosas se podría decir de la Virgen de la Cruz, patrona de Escalona, pero ante todo, cabe destacar la devoción popular, manifestada por los fieles de la localidad de modos muy diversos: visitas al santuario, novenarios, misas, procesiones… En las fiestas patronales celebradas el pasado fin de semana, el sábado día 3, la misa en honor a la patrona fue concelebrada por el sacerdote de la parroquia y por Francisco Jimeno, natural de Escalona del Prado. Francisco aprovechó la homilía para hacer un análisis del cuadro que se conserva de la última aparición de la Virgen de la Cruz en Escalona a la joven Juana –a quien se apareció tres veces– En el lienzo figura la Virgen de la Cruz con la mano izquierda apoyada sobre la frente de Juana, y la derecha sellando sus labios, así como una cruz detrás de la Virgen y la imagen del pueblo de Escalona y sus gentes, en la lejanía. Las dimensiones del lienzo son las propias de una pintura destinada a ocupar un lugar en el altar mayor de la ermita.

El domingo, el obispo de Segovia, monseñor César Franco, asistió a la misa en honor a la Virgen y concelebró la Eucaristía con los dos sacerdotes del día anterior. La misa estuvo presidida por las autoridades municipales, los miembros de la Cofradía de la Virgen de la Cruz y sus respectivas esposas, que, vestidas con traje típico segoviano, sacaron en procesión por las calles del pueblo la imagen de la patrona.