El Norte de Castilla

Los integrantes del amplio despliegue miran hacia lo alto del acueducto en busca de la persona que supuestamente caminaba sobre él.
Los integrantes del amplio despliegue miran hacia lo alto del acueducto en busca de la persona que supuestamente caminaba sobre él. / C.B.E.

Un fantasma sobre el Acueducto

  • Varias llamadas alertan de la presencia de un joven en lo alto del monumento y la policía, los bomberos, e incluso el 112, despliegan numerosos efectivos, pero la búsqueda resulta infructuosa

Eran las diez de la noche de este jueves cuando un remolino de gente se agolpaba en la plaza del Azoguejo, a los pies del Acueducto. Al parecer, un joven deambulaba por el canal superior, en la parte más elevada (28 metros). Varias llamadas alertaron a la Policía Local, a la Policía Nacional, a los Bomberos e incluso al Servicio de Emergencias 112, que no tardaron en acudir. Los agentes acordonaron el Azoguejo mientras dos bomberos subían al Acueducto para aproximarse al individuo que los alertantes aseguraban haber visto. Pero... nada de nada. O estaba tumbado, o allí no había nadie. Los bomberos recorrieron toda la cornisa, desde el Postigo hasta la calle Cañuelos y no vieron absolutamente nada. Ni rastro. Unos minutos después, policía y bomberos retiraban sus efectivos. Todo quedó en un susto... O en una falsa alarma. «Afortunadamente, si alguien ha estado arriba, ya ha bajado, lo cual es una excelente noticia», afirmaba la concejala de Protección Civil, Paloma Maroto, que acudió rápidamente al Azoguejo, en cuanto recibió el aviso. Cosas del calor, pensaron algunos.