El Norte de Castilla

Suárez Quiñones y la plataforma contra los vertidos de Fuentepelayo acuerdan una reunión

Concentración de la Plataforma No Más Mierda ante el juzgado de Cuéllar el pasado mes de julio.
Concentración de la Plataforma No Más Mierda ante el juzgado de Cuéllar el pasado mes de julio. / Mónica Rico
  • El colectivo espera el encuentro con el consejero de Fomento y Medio Ambiente «en próximas fechas»

  • Sostiene que los vertidos de la planta de compostaje no han sido retirados, aunque ha cambiado su forma

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y la plataforma ciudadana No Más Mierda se han emplazado a una reunión formal «en las próximas semanas» para intercambiar las informaciones que manejan acerca de la planta de compostaje de Fuentepelayo, informa Europa Press. Así lo han determinado en un encuentro celebrado en la sede de las Cortes regionales, del que ha emanado esta reunión, como ha indicado el portavoz de la plataforma, José Luis Ordóñez.

Aún está por determinar si la cita se ubica en Valladolid o el consejero aprovecha alguna visita a Segovia. Según Ordóñez, una de las preguntas que quieren trasladar a Suárez-Quiñones se refiere a los motivos para haber paralizado las sanciones a la propiedad de la planta de compostaje.

En ese sentido, ha apuntado la voluntad del consejero de remitir una carta al juzgado de Cuéllar, donde se sigue la causa, para conocer el alcance de esas actuaciones y determinar si esa suspensión de las sanciones «es correcta o no».

En cualquier caso, Ordóñez ha vuelto a confirmar que los residuos amontonados en parcelas de Fuentepelayo y de otros municipios próximos «no se han retirado», aunque sí han experimentado un «cambio de forma». Las acumulaciones de vertidos han pasado de presentarse en forma de «cordones» a aparecer como estructuras «piramidales o cónicas».

Alargar el proceso

El portavoz de No Más Mierda ha criticado de nuevo que la voluntad del propietario de la planta de compostaje sea la de presentar constantes recursos y «alargar el proceso» tras haber «incumplido todos los plazos». En su opinión, la intención del responsable del espacio es la de «convencer a la Junta» de que puede procesar esos residuos amontonados en las parcelas, ya que «va a terminar de compostar» el material que se mantenía en la planta.

Sin embargo, Ordóñez ha lamentado que compostar en Fuentepelayo todo lo que se mantiene en las parcelas equivaldría a dedicar la planta a ese cometido «durante años», dado el tiempo que se está empleando actualmente a procesar el material acumulado en el propio centro.

Según ha argumentado el portavoz de la plataforma, en la planta «no se había hecho nunca compost», por lo que el centro no contaba «ni con el conocimiento ni con la experiencia» necesarios, y «el proceso no estaba nada avanzado».

Actualmente sí se desarrolla ese proceso, lo que ha ocasionado la aparición de malos olores nuevamente como consecuencia de «mojar las pilas» de material y de los «lixiviados que el proceso genera» y que se tienen que «recoger en balsas».

Nuevos vertidos

Por otro lado, José Luis Ordóñez ha señalado que «se ha vuelto a pillar» a personal relacionado con la planta efectuando vertidos de residuos en «parcelas de masa común» de Fuentepelayo, incidencia apreciada tanto por la plataforma ciudadana como por agentes medioambientales y también del Seprona, según el portavoz.

Igualmente, ha recordado que el propietario de la planta ha sido condenado a«"una multa equivalente a seis meses de prisión» por la agresión acontecida en una gasolinera el 25 de diciembre de 2015.

El juzgado de Cuéllar también ha acogido la toma de declaración de José Luis Ordóñez, tras la querella presentada por el propietario de la planta de compostaje por injurias. El portavoz de No Más Mierda ha precisado que el juez ha remitido ese material a la Fiscalía, para determine el proceso a seguir.