El Norte de Castilla

«La gente se implica muchísimo para que estos días sean muy alegres»

Jaime Pérez, alcalde de Santa María de Nieva.
Jaime Pérez, alcalde de Santa María de Nieva. / El Norte
  • El regidor destaca que en las fiestas se involucra todo el pueblo y la villa puede acoger a 3.000 visitantes en actos como el del ofrecimiento

A partir de hoy, Santa María la Real de Nieva celebra las fiestas de la Virgen de la Soterraña, en las que se mezclan actos tradicionales y novedosos y algunas divertidas propuestas. Destacan dos ingredientes fundamentales: la devoción por la Virgen y la diversón de las veladas. El alcalde del municipo, Jaime Pérez, cuenta cómo será el desarrollo de las fiestas.

–¿Qué tienen de especial las fiestas de Santa María?

–Son unas fiestas populares, pero que engloban de una manera muy clara el aspecto festivo de peñas y un fuerte carácter religioso. La Virgen de la Soterraña es una advocación que atrae a muchísima gente a Santa María y por supuesto a todos los nacidos aquí. Tenemos la novena, que empezó el lunes 29, los tres últimos días son el tridúo y al final del último es cuando comienza oficialmente la fiesta, el 6 de septiembre. La diferencia con otros pueblos sería que aquí todo gira alrededor del elemento religioso.

–¿Qué actividad es especialmente significativa para el pueblo?

–El ofrecimiento de los cirios a la Virgen de la Soterraña. Sin duda. Es a día de hoy la única fiesta a nivel provincial catalogada por Cultura de la Diputación como de especial interés tradicional. Este ofrecimiento atrae a muchísima gente. Miles de personas se acercan a ver estas cuatro procesiones que se desarrollan a lo largo de la tarde y se alargna hasta cerca de las 3 de la mdrugada. También es significativa una novillada que hacemos en la plaza de toros, pues es la única hecha de pizarra que existe en España.

–¿Quién va a dar el pregón?

–Lo va a dar Miguel ángel Gozalo. Él tiene raíces en Santa María la Real de Nieva y es periodista. Fue director de la agencia EFE y está considerado como un personaje notable en el mundo del periodismo. Está encantado de que contemos con él.

–¿Qué afluencia de gente esperan?

–Imagino que será como otros años. En Santa María en estas fechas rondaremos las 1.500 personas en la villa, entre quienes residen todo el año y los que vienen en vacaciones. En algunos momentos de las fiestas esa cifra puede llegar a triplicarse en actos como el de los cirios, el día de la Soterraña o en otros actos puntuales. Gente de la comarca viene mucha por las noches a las veladas, por ejemplo.

–¿Qué les diría usted a todas esas personas para que visiten Santa María estos días?

–Les diría que las fiestas están muy bien organizadas. La gente se implica muchísimo para que esta semana y media transcurra con alegría para todos y que si nunca han estado en Santa María que se acerquen. Hay actividades para todos los gustos y edades.

–¿Cómo se elabora el programa?

–Lo elabora el Ayuntamiento, pero siempre tenemos la costumbre de juntarnos un par de meses antes con las asociaciones del pueblo, con la Asociación Cultural del Clautro, la de Santa María 92, la Asociación Taurina, la de amas de casa, los dulzaineros, los bares... Al final se crean unas fiestas gracias a todos muy interesantes. La colaboración por parte de los vecinos es fundamental.

–¿Con que presupuesto cuentan?

–Rndará los 50.000 euros. El Ayuntamiento aporta más o menos la mitad, y el resto las asociaciones.

–¿Cómo va este primer año de la nueva legislatura, algún cambio con respecto a la anterior?

–Respecto al Ayuntamiento, hubo que hacer bastantes reestructuraciones. Ahora ya se ha empezado a rodar y no tenemos problemas económicamente irresolubles. Por ejemplo, la deuda ya está organizada para ir pagando lo que queda, lo que permite realizar pequeñas inversiones cada año en los 14 pueblos que abarca el municipio. Tenemos un montón de dépositos de agua, un montón de centros sociales, calles, farolas y zonas poco habitadas, pero la convivencia entre los catorce pueblos es muy buena y eso nos hace más facil el trabajo.

–¿Qué objetivos se plantea en un horizonte temporal temprano?

–Uno de los proyectos en marcha es la construcción de una depuradora en Santa María, que funcionará en unos meses y se ha hecho con fondos estatales, de la Unión Europea, la Diputación y el Ayuntamiento. Ahora intentamos mejorar nuestras infraestructuras de agua como ya hemos hecho en pueblos como Santovenia o Balisa.