El Norte de Castilla

Karina bucea en su baúl

La cantante Karina, ayer durante su actuación en el Corralillo de San Sebastián.
La cantante Karina, ayer durante su actuación en el Corralillo de San Sebastián. / Antonio Tanarro
  • La popular cantante reune a 300 personas en el corralillo de San Sebastián para cerrar el vigésimo ciclo de la Asociación Plaza Mayor

No es música folclórica la que canta Karina. ¿O sí? ¿Aquel pop de estribillo fácil de los años 60, de las fiestas y guateques de entonces, es el folclore de la segunda mitad del siglo XX? En aquellos tiempos no estaba encuadrada entre las ‘folclóricas’, cuando las artistas aparecían de forma asidua en las revistas, y la respuesta puede adaptarla cada uno a su gusto y su opinión. Pero lo cierto que Karina atrajo al Corralillo de San Sebastián, al lado del Acueducto, a un público numeroso, cientos de personas dispuestas a moverse al ritmo de sus tonadas pegadizas, aún sentadas en las sillas dispuestas por la Asociación Plaza Mayor, como cuando en cualquier fiesta popular castellana suena una jota.

Unos trescientos segovianos disfrutaron anoche de la actuación de Karina. El presidente de la Asociación Francisco del Caño dijo unas palabras para después presentar a la cantante, recibida con un gran aplauso. Ya en el escenario, Karina dedicó la actuación a su hija Rocío, hospitalizada a causa de un accidente de moto el pasado viernes y en el que solo se fracturó un brazo. Luego, Del Caño le entregó un cuadro con la figura del Acueducto a modo de reconocimiento, y la concejala Paloma Maroto hizo lo propio con un cartel que tenía rotulado el lema ‘Karina, Segovia te quiere’. Tras los obsequios, Karina comenzó con su actuación. Sin banda musical en directo. La artista cantó encima de sus propias canciones, grabadas, a modo de acompañamiento musical. Comenzó con un popurrí de los años 60 y 70 de otros artistas. Después no faltaron sus temas populares como ‘Las flechas del amor’ o ‘El baúl de los recuerdos’.

No es la primera actuación de Karina en Segovia, ya ha cantado en varias ocasiones. «Tengo recuerdos muy bonitos de la ciudad, la gente me quiere mucho», contó Karina, debutante en los Corralillos. «Me encanta, me parece un sitio precioso, muy acogedor, familiar y distinto». La cantante lleva 53 años en los escenarios pero hay algo que nunca pudo hacer: «Me hubiera encantado actuar en un musical, sobre todo en ‘El Mago de Oz’, pero quién sabe, todavía puedo hacer el papel de hada buena», concluyó. Ahora colabora en programas de televisión, en ‘Mujeres y hombres y viceversa’.