Ismael, primero por la derecha, en la exposición.
Ismael, primero por la derecha, en la exposición. / A. de Torre

'Ismael, así soy yo', una exposición muy recomendable

  • El folclorista abre su archivo y muestra sus recuerdos a los segovianos

  • La muestra podrá visitarse en La Alhóndiga hasta el domingo

«Yo, señores, nací en Segovia; en Torreadrada para ser más exactos, hace ahora ochenta años. Por este motivo he querido compartir con mis paisanos y mis amigos algunos recuerdos, anhelos, aventuras, ilusiones y éxitos. Celebrando el homenaje que se me va a rendir estos días, abro de par en par mi casa, mi archivo, el álbum de fotos y el almacén donde descansa la memoria colectiva en forma de miles de objetos, que cuentan historias de un pasado compartido no muy lejano».

Fotos

  • Homenaje de Segovia al folclorista y cantautor Ismael Peña Poza

De esta manera introduce el protagonista la exposición ‘Ismael, así soy yo’, organizada por Folk Segovia, que puede verse durante estos días en La Alhóndiga. Y es verdad: Ismael ha abierto su impresionante archivo personal para mostrarles a los segovianos una buena parte de su vida, su historia y su leyenda. Fotografías, premios, distinciones, carteles de conciertos, de exposiciones, retratos, discografía, un dibujo de Dalí, cartas personales de Salvador de Madariaga y Josefina Manresa, viuda del poeta Miguel Hernández... Todo el universo del juglar segoviano se encuentra en La Alhóndiga primorosamente expuesto, pues se percibe el cariño que Ismael ha depositado en esta presentación de su vida al público segoviano.

«He traído un pedacito de mi vida, desde las fotos de mi abuelo, a los discos que he grabado a lo largo de la carrera, mi etapa en Francia, mis exposiciones, mis dibujos, mis cuadros, porque también me ha gustado pintar... Hay un poco de todo, un abanico de cosas, de objetos, de recuerdos que me permite decir: ¡Así soy yo!», aseguraba ayer el cantautor minutos antes de la apertura de la exposición, a la que asistieron la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Javier López-Escobar, y la delegada del Área de Cultura de la Diputación, Sara Dueñas, además de numerosos amigos que quisieron estar en todo momento junto a Ismael.

El director de Folk Segovia, Luis Martín, destacó las cualidades humanas del músico. «Ismael es un eslabón más en la cadena de grandes folcloristas, pero él no solo ha sido un investigador, un recopilador, un gran coleccionista, pues también posee unas cualidades humanas impresionantes. ¿Por qué no se le ha hecho este homenaje antes? Bueno, yo creo que a Ismael le pasa un poco como al Acueducto. Tengo un buen amigo, alemán, que siempre que viene a Segovia me obliga a parar en la curva de Padre Claret para poder contemplar el Acueducto durante un cuarto de hora. Y me dice que no lo valoramos porque lo vemos todos los días... Con Ismael nos ha ocurrido algo parecido. ¡Ismael es tan de casa, tan nuestro!..» Durante el acto de inauguración, la alcaldesa obsequió a Ismael con una pieza artística y el dúo Vibra-tó demostró cómo se pueden interpretar composiciones propias y músicas del folclore universal con instrumentos insólitos, no convencionales y fabricados con materiales de desecho.

Concluidas las Ferias y Fiestas de San Juan y San Pedro, el trigésimo tercer festival Folk Segovia no pudo tener mejor comienzo.