Segundo ‘Oscar’ consecutivo del diseño para la empresa segoviana Wodibow

El diseño premiado está compuesto por más de 50 piezas de madera de haya imantadas que permiten recrear las estaciones del año. El Norte
El diseño premiado está compuesto por más de 50 piezas de madera de haya imantadas que permiten recrear las estaciones del año. El Norte
  • Su creación, el árbol de las cuatro estaciones ‘CWIC’, ha sido elegida entre más de 5.000 productos de 57 nacionalidades

La empresa de juguetes segoviana Wodibow ha sido galardonada por segundo año consecutivo en los Red Dot Design Award, que están considerados los premios de diseño más prestigiosos a nivel internacional. El objetivo del galardón es destacar la calidad y la innovación en el campo del diseño de producto. Su árbol de las cuatro estaciones ‘CWIC’ ha resultado premiado entre más de 5.000 productos de 57 nacionalidades en la categoría de ‘Ocio, juegos y diversión’.

El jurado de este galardón está compuesto por diseñadores independientes, periodistas especializados, expertos y académicos del diseño que valoran el grado de innovación de los productos, su calidad formal, la funcionalidad o la compatibilidad ecológica. Marcas como Apple, Ferrari o BMW han sido premiadas en una cita en la que Wodibow cosechó su primer triunfo en 2015 con los ‘Mastodones’.

«Claramente hay una disposición real de la sociedad hacía un mundo sostenible y la esencia de Wodibow es precisamente abanderar este nuevo ecosistema más concienciado, respetuoso. Nos entusiasma y esperanza que la apuesta que hemos hecho por crear unos juguetes de madera con un diseño que se aleja de lo tradicional haya tenido tan buena aceptación entre un público adulto y, en particular, en el mundo del diseño industrial y la arquitectura», señala el fundador de la empresa segoviana, Pablo Saracho.

Ha introducido por primera vez la pintura en el diseño premiado ahora, que está compuesto por más de 50 piezas de madera de haya imantadas que permiten, gracias a los distintos colores y de una manera conceptual y lúdica, recrear las estaciones del año. Todas las piezas vienen en una espectacular maceta de madera maciza que completa la presentación, informa Ical.

«CWIC significa ‘vida’ en anglosajón y de ahí el nombre que le hemos puesto a este árbol que representa en sí mismo y de forma alegórica el ciclo de la vida. Nace, crece, se desarrolla, florece, da frutos, se reproduce y podríamos decir que en invierno ‘se duerme’ para volver a empezar la actividad en la siguiente primavera», explica su creador.

Wodibow basa sus creaciones en materiales cien por cien naturales con cero por ciento de plásticos que no contaminan, elaborando piezas absolutamente cualitativas respetuosas con el medio ambiente y aunando lo último en diseño y ecología. La compañía de juguetes ha sido capaz de crear un sistema de producción que actualmente le permite supervisar todas y cada una de las piezas que luego ponen en manos de sus clientes. Dentro de su estrategia internacional, la compañía apuesta por abrir nuevos mercados en Estados Unidos y gran parte de Europa, donde se ha detectado un especial gusto por este tipo de diseños ecológicos en países como Alemania, Francia, Noruega o Inglaterra.

También busca afianzar el mercado nacional. «Sin duda el habernos hecho por segundo año consecutivo con estos galardones nos da un prestigio y una gran visibilidad a nivel internacional que nos servirá de palanca para desarrollar nuestros planes de dar el salto a nuevos mercados», matizó Saracho.