Cuéllar presume de talento cinematográfico

Los autores del cortometraje tras finalizar el rodaje.
Los autores del cortometraje tras finalizar el rodaje. / M. Rico
  • El trabajo de Álvaro Vega, basado en la tragedia de Ribadelago, está nominado para la ‘Showing Film Awards’, certamen de cortos que premia a jóvenes

Una mujer trata de recuperar la vida que perdió cuando apenas era una niña. Lo tendrá todo en su contra. Sobre todo el tiempo. Esta es la sinopsis del cortometraje ‘El caos sensible’, nominado en la sexta edición de los premios ‘Showing Film Awards’ y firmado por tres alumnos de cuarto de Periodismo y Comunicación Audiovisual de la Universidad Rey Juan Carlos, el cuellarano Álvaro Vega Gómez y sus compañeros Diego de la Torre Rodríguez y Javier Martín Núñez.

‘Showing Film Awards’ es un concurso internacional de cortometrajes y spots para jóvenes de 17 a 25 años de edad, organizado por Showing Foundation junto al Centro Universitario Villanueva, que pretende animar a los jóvenes a reflexionar sobre valores humanos universales a través del lenguaje audiovisual Este concurso hace visible a los jóvenes talentos cinematográficos ante un jurado internacional de expertos, así como de productores, directores, guionistas, actores y profesionales del sector que acuden a la gala de entrega de premios. En cada edición se reta a las jóvenes promesas cinematográficas a que creen su propia pieza sobre un tema concreto basado en un valor universal como el silencio, el perdón, la paz o la lealtad. El tema escogido para esta sexta edición del certamen es ‘Idealistas y soñadores’.

‘El caos sensible’, llamado así por una frase de Novalis en la que habla así del agua, está inspirado en los sucesos ocurridos en el año 1959 en Ribadelago (Zamora), cuando la rotura de la presa de Vega de Tera provocó la muerte de 144 personas.

Numerosas colaboraciones

El trabajo está realizado, producido y guionizado por los tres estudiantes, que también se han encargado de la cámara, el sonido y el montaje. Pero también han contado con numerosas colaboraciones, como la ayuda de un estudiante de composición musical en Viena, Carlos Rodríguez, que se ha encargado de la banda sonora; o la de Laura Martín, que estudia traducción. Y por supuesto, de las cuatro actrices del corto, todas ellas cuellaranas: Ildefonsa Gozalo Torrego, Claudia Gómez Manso, Sofía Vega Gómez y María Isabel Gómez Gozalo. También han colaborado amigos y familiares. La idea surgió a principio de curso, pues conocían el concurso, pero comenzaron a prepararlo en enero. A finales de ese mes comenzó la grabación, que se prolongó durante tres días en enclaves como las Hoces del Duratón, la carretera de Cuéllar a Cantalejo, Dehesa de Cuéllar y la propia villa de Cuéllar. Después, hasta ela fecha de envío del corto, el 14 de febrero, se realizaron los trabajos de edición, el montaje de los planos, la unión del sonido, la banda sonora, la grabación en Madrid a una actriz de doblaje para la voz en off y la corrección de color.