Representantes de UCCL en Segovia y de Ismur hacen balance del año.
Representantes de UCCL en Segovia y de Ismur hacen balance del año. / Antonio Tanarro

UCCL alerta de las pérdidas en cereal por la «atípica» meteorología

  • La organizacion agraria y agandera también califica de «mala» la situación de sector porcino por el endurecimiento del veto ruso y la orientación de ventas a países de la UE

Unión de Campesinos (UCCL) en Segovia se queja de que, pese a las promesas electorales realizadas durante el último año, el medio rural sigue padeciendo «graves» problemas como la despoblación, el envejecimiento o la masculinización, que ponen en peligro su viabilidad, informa Europa Press.

En el último año, la organización ha trasladado a los partidos sus propuestas a favor del medio rural. Sin embargo, una vez celebrados los comicios los traumas persisten sin que los gobiernos ofrezcan soluciones reales. Así lo manifestó ayer el coordinador de la organización agraria en la provincia, Juan Manuel Palomares, al hacer balance de este año que acaba.

Estuvo acompañado del responsable de la Comisión Ejecutiva de la organización, Fernando de la Fuente, y la presidenta de Iniciativa Social de Mujeres Rurales (Ismur), Rosa Arranz, quien defendió la presencia de la población femenina para la continuidad de los municipios y la necesidad de un espacio óptimo para que pueda ejercer el liderazgo que le corresponde.

Entre 150 y 200 euros menos por hectárea

A analizar los sectores, Palomares expuso que las atípicas condiciones meteorológicas han perjudicado cultivos y cosechas. En cuanto al cereal, calculó pérdidas de entre 150 y 200 euros por hectárea debido a la sequía, que ha propiciado malas cosechas y sementeras.

Por lo que respecta a los productos hortícolas, la campaña ha sido mejor que el año anterior, con precios en el caso de la patata de entre 20 y 25 céntimos el kilo, frente a los seis de máxima en ejercicio pasado. Remolacha y viñedo, con un menor rendimiento, han presentado mejor calidad.

Unión de Campesinos en la provincia subrayó que el vacuno de carne, a pesar de la reducción de precios, registró una situación normal de comercialización, producción y precio. En cuanto al porcino, alertó de la «mala situación» en Segovia por el endurecimiento del veto ruso y la orientación de la venta del producto español a la UE, lo que genera un cambio de modelo productivo.