El tercer Foro Chico analiza formas de colaboración para el desarrollo rural

Reunión correspondiente al segundo Foro Chico.
Reunión correspondiente al segundo Foro Chico. / A. de Torre
  • Más de medio centenar de personas con perfiles muy diferentes toman parte en la iniciativa

El avance y desarrollo del medio rural son los principales objetivos del Foro Chico, una iniciativa que este año cumplió su tercera edición, que se dedicó a la presentación de proyectos de colaboración. A lo largo de la jornada del sábado, el Espacio La Adobera, de la localidad de San Martín, acogió parte del desarrollo de este foro, que también utiliza otros espacios del municipio, como los lavaderos o la era, para dar a conocer iniciativas de colaboración y sostenibilidad en el medio rural.

Más de medio centenar de personas, con perfiles muy diferentes, participaron en esta iniciativa y descubrieron las posibilidades de desarrollo del entorno rural que se pueden generar mediante la colaboración. El Foro Chico, en sus ediciones anteriores, se dedicó al emprendimiento y la innovación, que junto a las iniciativas de colaboración y sostenibilidad que se desarrollaron este año, han creado un gran espacio a través del cual se facilita que los vecinos del entorno tengan acceso a conocer distintos proyectos; pero también a su encuentro, las conversaciones, la generación de redes y relaciones, siempre de cara al desarrollo del medio rural.

Todo ello se consigue gracias a enProceso, sociedad cooperativa, y la Asociación Cultural Espacio La Adobera de San Martín, que se ha constituido con el fin de recuperar un espacio, el antiguo salón social del municipio, hasta hace unos años sin uso. Se trata de un lugar en construcción, que a lo largo de los últimos años está acogiendo actividades con las que poco a pcoo generar el espacio. De hecho, durante este último año la Asociación se ha enfocado a conseguir fondos para el suelo de La Adobera, un reto conseguido. En la medida que se sigan realizando iniciativas y se sigan desarrollando actividades como el Foro Chico, y que sea un espacio de dinamización y de vida en el medio rural, La Adobera irá creciendo. En este punto resulta clave la Asociación, según explicó Sergio Arranz, miembro de la Asociación y de la cooperativa enProceso.

A lo largo de la jornada, los participantes, fueron parte de ponencias marco, mesas de diálogo e intercambio de experiencias y talleres. La cita comenzó con dos ponencias marco, una de ellas por video conferencia con la doctora en psicología social Fátima Cruz Souza, que habló sobre colaboración y sostenibilidad en el Medio Rural; mientras que la segunda, ya presencial, corrió a cargo de la presidenta de la Iniciativa Social de Mujeres Rurales (ISMUR), Rosa Arranz, que reflexionó sobre las redes de mujeres en el medio rural.

En los distintos espacios habilitados para el Foro, se desarrollaron mesas de diálogo y de experiencias, que abordaron diversas iniciativas caracterizadas por usar la colaboración como vía para el desarrollo personal y comunitario y la sostenibilidad. Intervinieron representantes de la Lanzadera de Empleo de Segovia, una iniciativa colaborativa para la búsqueda de empleo y el emprendimiento; del Espacio Escalera, un proyecto de colaboración articulado desde la participación de un grupo de ciudadanos de Segovia; la metodología Oasis, para la transformación social; o el trabajo que se realiza desde el grupo de Acción Local Honorse Tierra de Pinares.

También se contó con Juan Carlos Manso, de la Cámara de Comercio de Segovia, que charló con loso participantes sobre la importancia de hacer Networking a la hora de emprender; con Juanma Primo, del Banco del Tiempo de Valladolid, que expuso este servicio como espacio para la colaboración y la cohesión social.

Los asistentes también pudieron conocer el trabajo que se desarrolla desde distintas iniciativas como el proyecto de Gestión Forestal La Pina, el trabajo de dinamización sociocultural que se desarrolla desde la Asociación Cultural San Benito de Gallegos; la importancia de la colaboración para la sostenibilidad ambiental de la mano del biólogo y etnobotánico Emilio Blanco, o de las ventajas de la inteligencia colectiva con Luis Miguel Martínez.

Tampoco hay que olvidar la parte lúdica del foro, donde se realizan juegos y otras actividades, que se animan con la celebración de un vermú al mediodía, al que se sumaron varias personas más y consiguió convertir el tercer foro chico en un lugar muy distendido, en el que se mostraron numerosos ejemplos de iniciativas que salen adelante porque colaboran y cubren necesidades particulares de manera colectiva y bajo el foco de que la innovación y la construcción del medio rural pasa por generar redes diversas y espacios para la cohesión social.