El mundo mira hacia la muralla de Segovia

Un tramo de la muralla de Segovia.
Un tramo de la muralla de Segovia. / Diego de Miguel-Ical
  • patrimonio

  • IE Universidad acoge hoy el fallo del concurso internacional sobre el monumento, al que se han presentado artistas de 26 países

Su longitud es mayor que la de las murallas de Ávila, de la que es contemporánea. Con éstas y con las de Lugo, las de Segovia son las únicas murallas de toda España que están completas y que se conservan en un relativo buen estado. Pero el muro defensivo medieval de la ciudad, de más de tres kilómetros de longitud y con una altura media de 7,5 metros, es muy desconocido y «no se usa» por los segovianos ni por los turistas. Así se puso de manifiesto en la presentación del concurso internacional organizado en colaboración con IE Universidad para dar más protagonismo al monumento.

Hoy martes se dará a conocer en el campus de Santa Cruz la Real el fallo del concurso internacional ‘From Limit To Live It’, el certamen que pretende poner en valor la muralla medieval de Segovia, organizado por el Ayuntamiento de Segovia, en colaboración con IE Universidad, a través de su d-lab, y la Empresa Municipal de Turismo y en el Año Internacional de la Luz, declarado por la Unesco.

El jurado dará a conocer su fallo tras la conferencia titulada ‘Videomapping: diálogo entre la luz y la materia’, que correrá a cargo del artista visual y miembro del jurado Stefano Fake. La ponencia se desarrollará a partir de las 18:30 horas, en el campus de Santa Cruz la Real de Segovia, auspiciada por IE Universidad.

Artistas de 26 países de los cinco continentes han presentado propuestas a este concurso internacional, cuyo objetivo es recoger la mirada de artistas de todo el mundo con el fin de realzar, a través de una intervención artística temporal, el lienzo norte de la muralla medieval que circunscribe el casco antiguo de Segovia. Las propuestas artísticas recibidas al concurso proceden de África, América, Asia, Europa y Oceanía, de países como España, Canadá, Alemania, Serbia, Rusia, Corea del Sur, Suiza, Indonesia, Filipinas, Brasil, Australia, Noruega o Egipto.

Desconocida

El concurso pretende mostrar al gran público el extraordinario valor patrimonial de una de las zonas de la muralla más desconocida de la ciudad, en concreto, el tramo de un kilómetro y medio que discurre desde la Casa Fuerte de los Cáceres (actual residencia de los marqueses de Lozoya) hasta el Alcázar.

El jurado, que está compuesto por Martha Thorne, decana asociada de Relaciones Externas IE School of Architecture & Design y directora ejecutiva del Pritzker Prize en Arquitectura, Stefano Fake y Daniel Canogar, artistas visuales, Franc Aleu, artista multidisciplinar, David Díez, arquitecto y fotógrafo, y los concejales electos Claudia de Santos y Alfonso Reguera ,será el encargado de seleccionar de entre los proyectos presentados las tres propuestas ganadoras (primero, segundo y tercero) y un máximo de diez menciones honoríficas.

El jurado evaluará durante la originalidad y creatividad de las propuestas recibidas, su capacidad para realzar, redescubrir y promover el patrimonio histórico que constituye la muralla de Segovia y la utilización inteligente de las tecnologías y su capacidad para comunicar un mensaje por medio de la luz. Todas las propuestas serán publicadas en la página oficial del concurso: www.fromlimittoliveit.com y en el sitio web del Ayuntamiento de Segovia.

De acuerdo con las bases, el tipo de intervención propuesta y la técnica para su ejecución son abiertos, puede ser videoarte, proyecciones, iluminación puntual, objetos lumínicos, con o sin utilización de sonido, etcétera. «El único requerimiento del concurso es la utilización, inteligente y creativa, de la luz como medio de revitalización y recuperación de la memoria espacial de la muralla». Como indican también las bases, «la intervención deberá realizarse sobre el lienzo exterior de la muralla, dejando a los participantes la decisión de una intervención en toda su extensión o en uno o más, tramos parciales. Esta decisión deberá tener su raíz en el concepto y objetivos de la intervención propuesta».