Mujeres unidas por el arte

Algunas de las integrantes del colectivo Piezas. A. de Torre
Algunas de las integrantes del colectivo Piezas. A. de Torre
  • La exposición ‘Piezas’ reúne en el Juan Bravo 36 obras de nueve artistas

Nueve mujeres con una pasión común: la pintura y el arte. Ese es el nexo de unión de las componentes del colectivo ‘Piezas’ que arrancó ayer su andadura con la inauguración de su primer proyecto, con el mismo nombre, en en la sala de exposiciones del Teatro Juan Bravo, donde se pueden contemplar 36 obras realizadas con diferentes técnicas plásticas.

La gran mayoría de los trabajos que cuelgan de las paredes de esta sala están realizados en óleo, pero también hay acrílicos, impresión digital, dibujos o técnicas mixtas como laca sobre estaño, además de poderse contemplar cuatro esculturas con materiales procedentes de la naturaleza, como mica, sal y madera.

Una exposición «muy distinta» que en un principio busca plasmar «lo que mejor representaba a cada una, porque siempre que hay un cuadro hay algo más allá, el momento que estás viviendo», explicó una de las artista, Beatriz del Río.

Y es que este colectivo, formado por Isabel Arroyo Gómez, Bel Calderón, Carmen Gallego, Dora Martínez Vindel, Sofía Sanz Olmos, Beatriz del Río, Raquel Velasco, Dora Vindel y Clara Vindel, es muy variopinto y así lo reflejan tanto sus estilos como sus edades.

Precisamente, el título de la muestra, ‘Piezas’ , que coincide con el nombre del colectivo, también busca hacer referencia a esa diversidad en los trabajos al tener un doble sentido la palabra, «pieza como una obra y una pieza como una parte de un conjunto más grande», según del Río.

Los cuadros que se pueden contemplar son en su gran mayoría muy coloristas, donde abundan los tonos azules, rojos o amarillos. También son de diferentes tamaños, incluso hay una obra conjunta, formada por nueve pequeños lienzos, procedentes uno de cada artista.

Dos visitantes de la exposición observan uno de los cuadros.

Dos visitantes de la exposición observan uno de los cuadros. / De Torre

Cada una de estas creadoras, que ayer contaron con el calor de familiares y amigos, ha llevado a la muestra entre cuatro o cinco obras, como por ejemplo, Dora Vindel, con obras cuya temática son las flores silvestres naturales, que «nacen en lo difícil en lo inhóspito, como la belleza», aseguró. De ahí que su serie de cuadros reúna diferentes flores que nacen en el campo, como las amapolas o unos almendros, que veía junto a las vías del tren.

Otro ejemplo muy distinto son los trabajos que realiza Isabel Arroyo, tintas sobre papel metalizados y otros dibujos sobre papel con tinta china o rotulador. Los proyectos que se pueden contemplar son de la serie ‘animismos’, donde pretende realizar una crítica a los estereotipos de mujeres que aparecen en el mundo de la publicidad, donde se muestra una mujer perfecta, eternamente joven. Al extraer los rostros de las mujeres y superponerlos fuera de contexto se puede contemplar «un especie de infierno que no tiene salida», confirmó su creadora.

Otra de sus obras, ‘Al borde del despertar’, es una especie de espejo antiguo, realizado con laca, aluminio y disolvente, donde muestra su idea del arte porque «pintar es como columpiarse hacia el interior de un espejo pero mirando hacia atrás».

De varias provincias

Todas las artistas tienen una gran pasión por el mundo del arte, muchas son profesoras, y además tienen vínculos con Segovia, aunque procedan de diferente puntos de España. Desde que entablaron relación, cada una ha trabajado desde su casa, algunas llegaron a conocerse ayer, pero eso no ha importado para darse cuenta de que lo importante es realizar esta iniciativa que tendrá continuidad en el tiempo.

De hecho, tienen proyectos para mostrar en Portugal y otro itinerante sobre el Camino de Santiago de invierno y los espantapájaros, según informó Efe.

La muestra que se inauguró ayer en la sala de exposiciones del teatro Juan Bravo podrá visitarse hasta el próximo 28 de febrero, de miércoles a domingo en horario de doce a dos de la tarde y de cinco a ocho. Todos los cuadros que se exponen están a la venta.