«En 1983 abrimos una delegación en Ávila y en 2011 otra en Madrid»

José Escudero, en la nave que ocupa Suministros Eléctricos Essan en el parque empresarial. /Antonio Tanarro
José Escudero, en la nave que ocupa Suministros Eléctricos Essan en el parque empresarial. / Antonio Tanarro

José Escudero, responsable de Suministros Eléctricos Essan, en el polígono de El Cerro, atribuye la supervivencia del negocio a la «confianza» que ha sabido transmitir a público y proovedores

C. B. E. Segovia

Suministros Eléctricos Essan es una firma ya veterana del entramado empresarial del Polígono de El Cerro. Su responsable, José Escudero, recuerda que comenzó su actividad en 1979, camino ya de los cuarenta años de trayectoria y asentamiento en este entorno industrial. Con el paso del tiempo han sabido adaptarse a las demandas cambiantes y a los nuevos tiempos tecnológicos. Algo que apenas ha variado es el perfil de sus clientes. «El 90% son instaladores oficiales del gremio», destaca el empresario.

La cartera de productos y servicios que ofrece Essan no se limita a la venta de material eléctrico, aunque ese sea su 'leit motiv'. La compañía ha extendido su actividad hasta tocar sectores como el de la iluminación; la baja, media y alta tensión; calefacción; ventilación, o la protección, siempre desde el punto de vista del suministro electrónico. Escudero atribuye la supervivencia del negocio a la «confianza» que ha sabido transmitir, tanto a los proveedores como a los instaladores y al público particular que también compra en Essan.

Geográficamente hablando, la firma ha logrado expandirse y cuenta con delegaciones y puntos de venta abiertos en Ávila y San Fernando de Henares (Madrid), tal y como pone de relieve el empresario. Esa presencia le sirve para comparar y sacar la conclusión de que en la Comunidad vecina «se notan ya más proyectos y presupuestos, mientras que a Segovia y Ávila les está costando» más remontar una crisis que también les ha afectado de lleno.

Para Escudero, el Polígono de El Cerro ha de acometer un acondicionamiento importante de las calles y, sobre todo, de las aceras. El complejo industrial «ha pasado a estar dentro de la ciudad por la actividad comercial, pero tiene que apetecer ir de tiendas». En este sentido, el representante de Essan lamenta «el mantenimiento nulo» que padecen algunas zonas del polígono.

Fotos

Vídeos