1.574 accidentes de tráfico han causado diez muertos y 364 heridos en la provincia

Parte de los asistentes a la concentración rne recuerdo de las víctimas./M. A. L.
Parte de los asistentes a la concentración rne recuerdo de las víctimas. / M. A. L.

La subdelegada del Gobierno y el jefe provincial de Tráfico hacen un llamamiento a la prevención y la precaución para evitarlos

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

Un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas de tráfico es un gesto simbólico, una llamada de atención sobre la necesidad de conducir con prudencia, atención a las condiciones de la vía y respeto hacia los demás conductores. Es uno de los mensajes que se difunden cada año durante el Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas, que promueve Naciones Unidas desde 2005, y que este año tiene un lema y un reto aparejado. 'Objetivo 2020: reducir las muertes de tráfico y lesiones graves en un 50%'.

En este momento de recuerdo a las víctimas han participado este lunes la subdelegada del Gobierno en Segovia, Pilar Sanz, el jefe provincial de Tráfico, Pedro Pastor, funcionarios del departamento, el concejal del área, Ramón Muñoz-Torrero, y representantes de la Guardia Civil y la Policía Local.

El minuto de silencio ha tenido lugar en el pequeño jardín donde confluyen las calles de San Nicolás y San Agustín, frente a la sede de la Jefatura Provincial de Tráfico de Segovia. El propósito, ha manifestado Sanz, es «sensibilizar a los ciudadanos sobre los accidentes de tráfico, sus terribles efectos y el inmenso dolor y sufrimiento que ocasionan a las familias», razones más que suficientes para «instar a la prevención y a la precaución para evitarlos».

Los datos de este año estaban marcando una disminución del número de víctimas mortales en las carreteras de la provincia de Segovia, pero las últimas semanas han sido fatídicas y han vuelto a disparar las cifras de la estadística. Si en todo 2016 hubo 14 personas fallecidas en accidentes de tráfico en las vías de las distintas redes de la provincia, este año son ya diez, al sumar las cuatro víctimas mortales de los últimos cuatro accidentes, ha remarcado Pedro Pastor.

Pero no solo hay que considerar el número de fallecidos, pues las personas con lesiones también merecen una reflexión, sobre todo porque, como ha indicado el jefe provincial de Tráfico, «muchos accidentes son evitables». Hasta esta fecha, los datos indican que en las carreteras de Segovia se han registrado 1.574 accidentes, de ellos 1.009 en vías interurbanas y 565 en tramos urbanos, y el resultado es de 10 personas fallecidas, 37 heridas graves y 327 leves, si bien son datos provisionales y corresponden a la calificación en las 24 horas posteriores a los accidentes.

El lema de este año, el Objetivo 2020, es un reto: reducir a la mitad las muertes y lesiones graves en los accidentes de tráfico. Si se lograra, en todo el mundo 'solo' se producirían dentro de tres años medio millón de muertos, una cifra elevada pero que sería el 50% de la que se registra en la actualidad, de un millón de muertos.

Y la mejor estrategia es prevenir, circular con precaución y, según han comentado Pilar Sanz y Pedro Pastor, que «todos tengamos en mente que los sucesos son evitables y seamos conscientes de que hay que tener respeto a los demás conductores y a las condiciones de la vía a la hora de conducir».

Es una recomendación genérica, aplicable a las carreteras y a las vías urbanas porque, como ha indicado Pastor, «casi la mitad de las víctimas son peatones, ciclistas o motoristas», que en los accidentes de tráfico tienen una menor protección que quienes conducen un coche o cualquier otro vehículo de cuatro ruedas.

Causas

El jefe provincial de Tráfico ha incidido, además, en la necesidad de utilizar los medios de seguridad, en llevar abrochado el cinturón y en que los niños viajen con los medios de sujeción adecuados, pues aún son elevados los porcentajes de ocupantes de vehículos que no llevan puesto el cinturón de seguridad y padres que no protegen de forma correcta a sus hijos. Y hay que considerar que un accidente «con consecuencias leves para un adulto puede ser mortal para un niño».

La velocidad excesiva o inadecuada para las condiciones de la vía es una de las principales causas de los accidentes de tráfico. Pastor ha señalado que «a 120 kilómetros por hora cada segundo avanzamos 30 metros, y en una carretera convencional un segundo de distracción es estar fuera de la vía». Por eso hay que ser conscientes de que a la misma velocidad las condiciones son muy diferentes en una autopista que en una carretera secundaria, o que por debajo de ocho grados de temperatura ambiental las caracaterísticas del asfalto son muy distintas y la adherencia es menor.

El uso de los teléfonos móviles, ha explicado Pastor, incide de forma directa en el aumento de las distracciones al volante, tanto si el conductor busca el teléfono, atiende una llamada o, como cada vez se detecta más, escribe un mensaje. Por eso la DGT vigila especialmente el uso de los teléfonos por los conductores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos