Visto bueno a las ordenanzas fiscales de C’s y PP y críticas del PSOE y Ganemos

Imagen del pleno municipal./
Imagen del pleno municipal.

El visto bueno definitivo se llevará a cabo el mañana viernes en el pleno municipal que celebrará la corporación

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

La Comisión de Hacienda del Ayuntamiento de Salamanca aprobó ayer el dictamen definitivo de las Ordenanzas Fiscales para el año 2018 que incluye la congelación, con carácter general, de todos los tributos, precios públicos y tarifas municipales, salvo aquellos que deben ser actualizados al IPC.

Las Ordenanzas Fiscales salmantinas se aprobaron tras el estudio de 29 alegaciones y cuatro propuestas presentadas e incluyen, en virtud de una recomendación de la Defensora del Contribuyente, la ampliación de las bonificaciones o reducciones de tarifas a quienes trabajen, cuenten con ingresos inferiores al salario mínimo y cuya unidad familiar esté formada por una persona, informó el Ayuntamiento de Salamanca.

Este cambio referido al cómputo de los miembros de la unidad familiar permitirá que las rebajas fiscales lleguen a un mayor número de contribuyentes a partir del próximo año. Además, en 2019 se producirá una bajada del 5 por ciento en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), en virtud del acuerdo suscrito por el Partido Popular y Ciudadanos que permitirá la aprobación de las Ordenanzas Fiscales de 2018 y 2019.

Tras la aprobación de las Ordenanzas Municipales para el año 2018 por parte de la Comisión de Hacienda, apoyada por los grupos municipales del Partido Popular y Ciudadanos, mañana viernes se producirá el debate definitivo en el pleno municipal para su puesta en marcha.

Críticas del PSOE

Por su parte el PSOE aseguró ayer al respecto que el pacto entre el PP y Ciudadanos en el Ayuntamiento de Salamanca ha sacado adelante el proyecto de Ordenanzas fiscales «donde se consolida una subida encubierta de impuestos, tasas y precios a los vecinos de la capital para el año que viene».

Para los socialistas se trata de un pacto que viene a confirmar que «el idilio y los devaneos amorosos desde el punto de vista político entre el alcalde Alfonso Fernández Mañueco y el portavoz del Grupo Ciudadanos, Alejandro González, han terminado en matrimonio. Un matrimonio y un pacto basado en unos argumentos falsos puesto que la tan cacareada rebaja del IBI y la congelación de tasas, precios e impuestos anunciada vuelve a ser un nuevo engaño a los ciudadanos y a los salmantinos. Ni existe rebaja sustancial del IBI, ni congelación de tasas, precios e impuestos al incrementarse y subir su tarifa una decena de las 19 que se  van a modificar».

También recuerdan que se han rechazado la totalidad de las alegaciones del Grupo Municipal Socialista, veintidós en total, y que tenían diferentes objetivos y finalidades. «Alegaciones que de forma genérica pedían una congelación real de todos aquellos precios públicos y tasas para los que el PP realiza una actualización, y por tanto subida, del 0,9», afirma el PSOE. Además de esta congelación, también se pedía la rebaja de otras tasas y precios como, entre otros, la de la tasa fija del suministro de agua potable y servicio de alcantarillado a los domicilios tras detectar que Salamanca es la capital de Castilla y León con la cuota fija de abono más cara y más alta de toda la Comunidad. «Con estas Ordenanzas fiscales el señor Mañueco y sus socios vuelven a renunciar, y por tanto a negarse, a devolver y compensar el esfuerzo que han hecho y siguen haciendo los ciudadanos salmantinos en una época de crisis y de dificultades económicas para todos ellos mediante una bajada o reducción de los principales impuestos, tasas y precios públicos», concluyen los socialistas.

Ganemos también ha mostrado su oposición a este acuerdo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos