La Usal reúne a 350 antiguos alumnos en sus bodas de titanio, oro y diamante

Paraninfo acogió el encuentro de antiguos alumnos organizado por Alumni./Víctor Antoraz
Paraninfo acogió el encuentro de antiguos alumnos organizado por Alumni. / Víctor Antoraz

La asociaciónAlumni organiza un nuevo encuentro de egresados procedentes de España, Panamá,Perú, Canadá y Puerto Rico

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESalamanca

El vicerrector de Promoción y Coordinación de la Universidad de Salamanca,Enrique Cabero, presidió ayer en el Paraninfo de lasEscuelas Mayores un nuevo encuentro de antiguos alumnos del Estudio salmantino, organizado por la asociación Alumni. La presidenta de honor de la asociación, Ángela Calvo, y el profesor de la Facultad de Filología y destacado impulsor de la nueva etapa por la que se encamina Alumni, Román Álvarez, también asistieron a la sesión académica, que concluyó con un concurrido vino de honor en el patio de la Hospedería de Anaya.

Cerca de 350 antiguos alumnos se dieron cita en este encuentro, donde pudieron revivir sus años estudiantiles en las aulas del Estudio salmantino. La reunión abarcó varias emotivas conmemoraciones, como las bodas de titanio de los universitarios que concluyeron hace 40 años sus estudios superiores, así como las bodas de oro de otros antiguos alumnos con motivo de sus 50 años desde la finalización de la carrera. También festejaron los egresados más veteranos sus bodas de diamante, es decir, la conmemoración de los 60 años desde el fin de su periplo por las facultades.

A los actos asistieron antiguos alumnos de las facultades de Medicina, Derecho,Filosofía y Letras, Ciencias, Químicas, Farmacia, Biología, Geografía, Historia y Filología. También se desplazaron expresamente a Salamanca para participar en estas celebraciones antiguos alumnos procedentes de Panamá, Perú,Puerto Rico yCanadá.

Homenaje

Uno de los momentos más emotivos consistió en la imposición de becas a cuatro egresados que atesoran en su trayectoria vital más de 50 años de pertenencia a la asociación, actualmente denominada Alumni y que hunde sus raíces en el año 1963, cuando nació la asociación bajo las primigenias siglas de Asus durante el rectorado de Alfonso Ballcells. Los cuatro socios homenajeados por estas cinco décadas de activa militancia en la asociación fueron Luis Irigoyen Atorrasagasti, Macario Martín Jiménez y Agustín Sánchez Martín –los tres titulados por la Facultad de Medicina– y Diego Manzanera Morante, deCiencias.De hecho, uno de los homenajeados es un nonagenario que acabó su carrera universitaria en la Facultad de Medicina hace, nada más y nada menos, que 75 años.

La sesión académica contó con una conferencia, que fue impartida por la profesora de Historia de la Usal, Ana María Carabias Torres, quien disertó con una alocución titulada ‘Sentido, influencia e importancia de la Universidad de Salamanca en la historia’. En su disertación, la profesora Carabias profundizó en la prolífica y fecunda historia de la Usal y rememoró que en sus siglos iniciales fue un auténtico Estado dentro de la Corona de Castilla. El Estudio salmantino contaba con unos privilegios derivados del fuero del que disfrutaba, disponía de su propio hospital, un mesón y hasta un cementerio. Esa autonomía le permitió ser el gran centro académico especializado en la formación de burócratas que acababan trabajando en laAdministración española, gozando de una especial autonomía hasta bien entrado el siglo XIX.

La explotación que trazó la profesora Ana María Carabias permitió a los antiguos alumnos que se dieron cita en el Paraninfo conocer un amplio elenco de curiosidades sobre la historia delEstudio salmantino. Los estudiantes eran reconocidos en aquellos primeros siglos de magisterio universitario salmantino por su indumentaria, dado que los pertenecientes a las órdenes religiosas portaban los correspondientes hábitos y los que no eran religiosos lucían unas llamativas capas, que acreditaban su condición de estudiantes universitarios.

Fotos

Vídeos