La USAL plantea el uso de arcillas para eliminar residuos de aguas industriales

Cristina de Arriba, Marina Solange Lozano y Carmen del Hoyo. /Word
Cristina de Arriba, Marina Solange Lozano y Carmen del Hoyo. / Word

El proyecto, que ya ha recibido un premio, serviría para retirar aditivos perjudiciales para la salud e imposibles de filtrar por las depuradoras actuales

REDACCIÓN / WORDSalamanca

La Universidad de Salamanca (USAL) ha diseñado un innovador modelo que plantea el uso de arcillas para la eliminación en aguas públicas de aditivos alimentarios perjudiciales para la salud imposibles de retirar por los actuales sistemas de estaciones depuradoras.

El proyecto de investigación, dirigido por la profesora del Departamento de Química Inorgánica de la USAL Carmen del Hoyo y centrado en la adsorción de contaminantes emergentes para la incorporación a Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) de industrias alimentarias y farmacéuticas, acaba de ser distinguido con el Premio Innovadores 2018.

El grupo multidisciplinar de la USAL -en colaboración con científicos del CSIC, de la Universidad Veracruzana y de la empresa galletera Gullón- propone un nuevo modelo para la adsorción de contaminantes en aguas residuales procedentes de procesos industriales a través del empleo de arcillas, materiales inocuos y versátiles presentes en el suelo.

Tras su recogida y posterior tratamiento, capturan los contaminantes a eliminar de las aguas residuales de las factorías. Entre los residuos tóxicos que pueden encontrarse los «aditivos alimentarios son un grupo importante de contaminantes emergentes que las EDAR no pueden retirar mediante los métodos utilizados actualmente» y su presencia en las aguas puede tener un «impacto negativo en la salud pública», explica la profesora.

A pesar de ello, y mientras la comunidad internacional continúa debatiendo sobre cuál es el límite de concentración para que la presencia este tipo de contaminantes constituya un riesgo para la salud pública, Del Hoyo plantea la necesidad de un «uso generalizado» en la industria de este tipo de dispositivos en los que su grupo trabaja para ayudar a la situación.

El origen de la iniciativa, pionera a nivel internacional, se sitúa en la tesis doctoral desarrollada por Marina Solange Lozano en el Departamento de Química Inorgánica de la USAL bajo el título 'Estudio de adsorbentes arcillosos para una aplicación sostenible', leída en enero de 201 y en la que se revisaban los procesos de adsorción de contaminantes emergentes por medio de arcillas.

La propuesta desarrollada ahora por los investigadores del Estudio salmantino plantea fundamentalmente insertar columnas de adsorción rellenas de arcillas en las EDAR de las fábricas para que, así, actúen como filtros en el agua una vez depurada atrayendo las sustancias disueltas y reteniéndolas en la superficie.

Además, la innovación del proyecto también radica en que el nuevo procedimiento planteado por la USAL puede diseñarse para ser incorporado a la EDAR de cada empresa al final del tratamiento del agua o bien insertarse previamente antes de que las aguas de vertido entren en la estación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos