Una urbe demasiado ruidosa

Atasco en la Gran Vía durante unas obras.
Atasco en la Gran Vía durante unas obras. / LAYA

Salamanca sin ruidos denuncia la situación que padecen miles de vecinos

D.B.P. / WORDSALAMANCA

Salamanca padece un problema de contaminación acústica y un grupo de vecinos quiere hacer algo al respecto. Hace un par de meses nació la plataforma Salamanca sin ruidos, que agrupa a personas afectadas por el exceso de ruido en la ciudad.

Desde la plataforma explican que Salamanca padece esta situación «desde hace años» y que «hay que cambiar esto. El nivel de ruidos se mantiene o va a más. Denuncias formuladas en materia de ruidos lo prueban. No es una opinión, es una realidad tangible y desde que empezamos a funcionar hemos recibidos muchas más llamadas».

La plataforma afirma que «hay que cambiar esto» porque el nivel «va a más»

La plataforma afirma que los números les dan la razón. Han recopilado los datos por infracciones publicados en los boletines oficiales y han calculado que el año pasado se presentaron más de 2.500 denuncias a causa del ruidos. «Es un problema importante. Hay muchos, pero este no deja de serlo». Y con un agravante: esos 2.500 casos son denuncias por ruidos en casas y domicilios «pero el ruido tiene más variaciones y más caras, como el ruido de los coches». El 80% son pisos de estudiantes y hay zonas del centro en las que las denuncias son «reiterativas» porque padecen exceso de decibelios casi a diario.

Esta estadística sitúa a Salamanca como la capital «más ruidosa» de Castilla y León, al menos en lo que a denuncias por habitantes se refiere. «Estamos seguros de que hay muchos más casos que no se denuncian, aunque es verdad que ahora se denuncia más».

El año pasado se presentaron 2.500 denuncias por este motivo en Salamanca

La solución, opinan, debe ir más allá de la denuncia y la multa correspondiente. Es un problema «de civismo. Echamos de menos campañas de sensibilización. Es necesario ejemplarizar con las multas, sí, pero también campañas informativas. La multa a la larga no soluciona nada, sólo una noche».

La plataforma atraviesa por una «primera fase» de «coordinación», según sus portavoces. Después vendrá una parte «fundamental» como es contactar con Ayuntamiento, Universidad, partidos políticos ya agrupaciones de vecinos. «Hemos movido algunos hilos, pero por ahora no es una prioridad absoluta. Lo más importante ahora es aunar fuerzas entre todos los afectados y coordinarnos. Si somos pocos nos ignorarán, pero no si nos unificamos. Es una cuestión de números». La mayoría de los integrantes de la plataforma reside en el centro «pero hay gente que nos apoya en todos los barrios».

Fotos

Vídeos