La Universidad impulsa la creación de un geoparque en 104 pueblos

Asistentes a la reunión celebrada ayer en Ciudad Rodrigo./S. G.
Asistentes a la reunión celebrada ayer en Ciudad Rodrigo. / S. G.
Ciudad Rodrigo

Silvia G. Rojo
SILVIA G. ROJOCiudad Rodrigo

La Universidad de Salamanca y más concretamente el Departamento de Geología tiene más que claras las posibilidades que ofrecería la creación de un geoparque en la provincia. Desde este departamento se lleva tiempo estudiando el medio físico salmantino, por lo que ha acumulado un conocimiento geológico nada desdeñable, algo que ha llevado a algunos de sus investigadores a considerar interesante la idea de promocionar esa figura en el territorio y que incluya a los espacios naturales de Sierra de Béjar, Sierra de Francia y Quilamas, El Rebollar, Ribera de Azaba y Las Arribes.

Ayer se celebró una reunión en el Palacio de los Águila de Ciudad Rodrigo para dar a conocer a los ayuntamientos, son 104 los afectados; a varias asociaciones o grupos de acción local, la documentación con la que se cuenta y los contactos que se han establecido hasta el día de hoy. Sobre esta cuestión, Ángel Corrochano, profesor del Departamento de Geología, mantiene que «un territorio, por muchas figuras legales que lo protejan si los actores principales, que son la población y las instituciones no muestran interés, obvia moverse en este sentido».

Un geoparque es «una figura legal de protección que afecta a un determinado territorio con ciertas características geológicas, con cierto valor didáctico, científico y cultural en general», explica el profesor.

En relación al nombre, se ha elegido el de ‘Geoparque de las tres sierras y los tres ríos’ y aglutina a zonas de mucha diversidad geológica, muy diferentes entre sí que es, precisamente, según palabras del experto, «lo que lo hace interesante».

Ángel Corrochano aclara algunas de esas diferencias: «La Sierra de Béjar es un macizo granítico muy interesante que está limitado por el río Alagón; la Sierra de Francia tiene una composición litológica y su suelo y su paisaje es absolutamente diferente, también el de la Sierra de Gata». Se refiere, igualmente a Arribes, «un paisaje único de todo el oeste español».

En opinión de Corrochano, «es justo que se promocione desde la Universidad, que por su influencia en la zona tiene que hacerlo, a parte de las instituciones que nos apoyan». La iniciativa ya ha sido expuesta a los órganos correspondientes de las instituciones, provinciales y autonómicas, discutiéndose en diversas reuniones su conveniencia, estrategias, gestión y beneficios que la declaración aportaría.

La reunión de ayer en Ciudad Rodrigo supuso un paso de «gigante».

Fotos

Vídeos