FÚTBOL - Tercera División

Unionistas empata en Ávila antes de iniciar su gran sueño

Carlos López pelea un balón con un rival del Ávila. /USCF
Carlos López pelea un balón con un rival del Ávila. / USCF

El equipo de Astu recupera sensaciones y hoy conocerá a su rival en la eliminatoria de campeones por el ascenso directo a Segunda B

OPTAÁvila

Unionistas de Salamanca no pasó del empate a cero en su visita al Adolfo Suárez de Ávila en un partido donde ninguno de los dos contendientes tenían nada en juego. Los charros ya sabían que iban a terminar primeros y se tomaron el partido como mero trámite con varios cambios en el once ante un rival abulense que, pasase lo que pasase, sería décimo en la clasificación.

El equipo charro quería coger sensaciones de cara a la eliminatoria de campeones después de la derrota en la jornada previa ante el filial del Numancia en Las Pistas. Y así lo hicieron para centrarse este lunes de lleno en el sorteo de la eliminatoria de campeones que puede llevarse directamente a Segunda B sin esperar más. Las preferencias del club pasan por evitar a un filial, tener el partido de vuelta en casa y, si es posible, que el rival sea cercano para tener un desplazamiento masivo de seguidores blanquinegros.

En el encuentro de esta tarde y a lo largo de toda la primera parte, Unionistas controló el balón, quiso jugarlo pero entre el maltrecho terreno de juego y un Real Ávila que esperó agazapado, la fluidez de balón brilló por su ausencia. Las defensas en general se imponían a los ataques y se aliaron con los extraños botes de balón para hacerse fuertes. Aún así, las aproximaciones más claras fueron para los visitantes. Eso sí, el encuentro tardó en arrancar y hasta pasado el cuarto de hora no se vio la primera oportunidad digna de mención.

Jorge Alonso tuvo la primera, rechazó Julen y Oli desvió a un saque de esquina que se sacaría y finalizaría el peligro con un remate de cabeza. Cinco minutos después, Cristo lo intentó con intención, de falta y con rosca obligando al meta Julen a rozar con los dedos para evitar el gol. A partir de ahí, el Real Ávila contestó con un remate ingenuo de Josito y un disparo, acto seguido, de Edu.

Casi Cristo

Fue entonces cuando Cristo tuvo en sus botas abrir el marcador. Primero al realizar un mal control y desaprovechar un gran envío que le dejó solo ante el portero. Y segundo, al ver como el central Mamadou se le cruzaba de forma providencial cuando se disponía a rematar. A renglón seguido, su compañero Isaac Manjón tampoco anduvo inspirado al no sacar tajada de un regalo defensivo de Ettien.

Para el tramo final de la primera parte se reservarían las mejores ocasiones para ambos contendientes de este periodo. En el minuto 37, Marcos desde fuera del área se sacaría para el Real Ávila un 'pepinazo' que Kevin, disfrazado de portero de balonmano, despejaría con el pie. Y a dos minutos para el descanso, Cristo protagonizaría la jugada del partido por banda derecha y su pase de la muerte atrás a Chuchi se saldó con un remate a las nubes traicionado por el estado del terreno de juego.

Tras la reanudación, el Ávila salió mejor. Probó fortuna desde el centro del campo Marcos que Carlos Molina despejó con cierto apuros. A continuación, Javi Mesa se dejó caer ante Carlos Molina dentro del área protestando penalti la grada. Los locales tenían claro que querían sorprender al recién ingresado al terreno de juego. Y, tres minutos después, en un balón peleado por Edu que se impone a Gallego pero que no puede reaccionar ante la buena salida del portero que ayer inició como suplente. El propio Carlos Molina estuvo atento a un remate centrado de Rubén Ramiro.

Unionistas, con posesiones eternas, dominarían la última media hora del choque. Pero apenas creó peligro. La más manifiesta fue en el minuto 82 cuando Cristo lo intentó desde fuera del área para que Julen despejase a saque de equina.

Ocasiones finales

Dos minutos después, Jorge Alonso lanzaría una falta lateral que nadie de ningún equipo acertaría a tocar el balón que se pasearía por la portería del Real Ávila. Finalmente, en el descuento, se pudo perder el único punto que Unionistas había salvado durante los 90 minutos. Un trallazo impresionante de Rubén Ramiro lamería la escuadra de Carlos Molina para poner el broche final a la liga regular. A partir de ahora, llega la hora de la verdad para Unionistas de Salamanca. El campeón quiere subir a la primera y seguir haciendo historia en su corta pero intensa vida deportiva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos