La Unión Europea abre una investigación sobre el proyecto de mina de uranio de Retortillo

Exterior de las oficinas de Berkeley en Retortillo. / WORD

Afirma que España no ha aportado toda la información al respecto y Podemos denuncia la «gestión cómplice» del Gobierno con Berkeley

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

La Comisión Europea abrió ayer una investigación a España sobre la mina de extracción de uranio que la multinacional Berkeley proyecta en la localidad salmantina de Retortillo y que sería la mina a cielo abierto más grande de Europa.

Así se desprende de la respuesta escrita que el comisario europeo de Medio Ambiente, Karmenu Vella, ofreció a la pregunta realizada por el eurodiputado de Podemos Xabier Benito Ziluaga en Bruselas.

Vella reprochó que «España no ha aportado toda la información pertinente a la mina», lo que hace necesario el inicio de una investigación «para garantizar el cumplimiento de las disposiciones pertinentes de la normativa de la UE», recoge Efe.

En concreto, las disposiciones a las que hace referencia Vella son las Directiva de Repercusiones Medioambientales y la Directiva Hábitats. Además, Podemos, en un comunicado, indica que el proyecto ha de cumplir con el artículo 37 del Tratado Euratom.

El artículo señala que la extracción minera, la concentración y conversión de uranio y torio obliga a los estados miembros a presentar toda la información a la Comisión, «algo que hasta el momento no ha sucedido ya que no ha llegado ninguna información por parte de España», aclaran desde Bruselas.

Por último, la Comisión Europea alerta de que todo proyecto que afecte de manera significativa a un lugar afectado por la Red Natura 2000 «debe ser objeto de una evaluación apropiada».

Los ecologistas y asociaciones en contra de estas mina advierten que afectaría a lugares de interés comunitario como las riberas de los ríos Huebra, Yeltes, Uces y afluentes, espacios que albergan también numerosas especies animales protegidas y en peligro de extinción.

Para el secretario general de Podemos Salamanca, Ignacio Paredero, «la respuesta de la Comisión Europea es un varapalo durísimo a la gestión cómplice del Gobierno con la mina de Berkeley».

«La Comisión no sólo abre una investigación, cuestiona que se hayan respetado las directivas en la concesión de los permisos y critica formalmente al Gobierno de España por no facilitar información sobre el proyecto a la Comisión», asevera en un comunicado.

Reacciones

Por su parte, la multinacional australiana emitió un comunicado en el que aclara que «el proyecto se está realizando según los más altos estándares internacionales y con el compromiso de excelencia ambiental».

Además resalta que el Estudio de Impacto Ambiental realizado hasta el momento analiza la proximidad de las áreas de la Red Natura 2000 anteriormente citadas, determinando «que no se verán afectadas por el proyecto».

Por último, Berkeley Minera aclara que dispone de todos los permisos necesarios para el trabajo que se está realizando actualmente y está en proceso de obtener los permisos restantes.

Fotos

Vídeos