Unamuno protagonizará una exposición ‘única’ en el VIII Centenario de la USAL

Alfonso Fernández Mañueco y el nuevo rector de la Universidad, Ricardo Rivero, después de colocar la corona junto a la estatua de Unamuno./ICAL
Alfonso Fernández Mañueco y el nuevo rector de la Universidad, Ricardo Rivero, después de colocar la corona junto a la estatua de Unamuno. / ICAL

El alcalde asegura que el 2018 afianzará la estrategia común de la Universidad y de la ciudad

Isidro L. Serrano
ISIDRO L. SERRANOSALAMANCA

El tradicional homenaje que todos los años rinde la ciudad de Salamanca a Miguel de Unamuno, coincidiendo con el último día del año, tuvo este año una especial relevación, ya que sepuso el pistoletazo de salida del que será el gran año de la Universidad de Salamanca, y por correspondencia, de toda la ciudad salmantina.

Fue algo que no se le escapó ni al alcalde ni al nuevo rector de uan UNiversidad, Ricardo Rivero, que fue el encargado de hacer la ofrenda floral en una fecha tan especial.

Y en un día tan importante, previo a un año «simbólico e histórico» para la Universidad de Salamanca y para la ciudad como es 2018, no podíoa faltar el anuncio de un acontecimiento, otro más de los muchos qe se celebrarán para conmemorar al efemérides.

La ciudad contará en 2018 con una exposición sobre iconografía unamuniana, con distintas visiones y formatos artísticos sobre la figura del escritor. Así lo anunció hoy el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, minutos antes de participar junto Ricardo Rivero, en la tradicional ofrenda a Miguel de Unamuno frente a la estatua ubicada en la calle Bordadores, en el día en el que se cumplen 81 años de su fallecimiento. Un acto que desafió al frío y la lluvia y en el que los actores José Antonio Sayagués y Nuria Galache escenificaron el texto ‘Cuando el tiempo no mata la memoria’, de Francisco Blanco Prieto, ante un numeroso público.

El año 2018 será un «año importante» para Salamanca y para la Usal, una fecha que el regidor salmantino también calificó de «acontecimiento de Estado», en el que estarán presentes todas las instituciones y el Gobierno y en el que «la ciudad marcará una alianza estratégica con su Universidad», que se proyectará por todos los rincones de Castilla y León y de España, como apuntó Fernández Mañueco.

Por su parte, el nuevo rector, Ricardo Rivero, sostuvo en sus declaraciones que aún «la persistencia del pensamiento de Unamuno es notable» y manifestó la importancia de recordar las reflexiones del escritor y el pensamiento crítico, además de «la aportación de la Usal y de la ciudad para la concordia desde la defensa de la verdad y la sensatez». Asimismo, Rivero se mostró orgulloso de que ambas instituciones «puedan ir de la mano para celebrar esta efeméride» en sus ocho siglos de historia.

Tradicional ofrenda

Desafiando al frío y a la lluvia que comenzó a hacer acto de presencia, numerosos ciudadanos y curiosos se congregaron junto a la escultura del Miguel de Unamuno, obra de Pablo Serrano inaugurada en 1968. En esta calle, frente a «la casona deshabitada», los actores José Antonio Sayagués y Nuria Galache escenificaron el texto ‘Cuando el tiempo no mata la memoria’, de Francisco Blanco Prieto, centrado en «la muerte como sueño eterno». Un emotivo acto que estuvo amenizado por la Banda Municipal de Música.

Al terminar, el rector de la Usal, Ricardo Rivero, fue el encargado en esta ocasión de acompañar al regidor salmantino en la tradicional ofrenda al «rector vitalicio e histórico», para Salamanca como fue Unamuno, para depositar junto a su estatua una corona de laurel en recuerdo de «aquella tarde nevada de 1936» en la que falleció.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos