Las últimas medidas de las pensiones vuelven a sacar a la calle a los sindicatos

La cabecera de la manifestación por las pensiones, durante su paso por la calle San Justo. /ANTORAZ
La cabecera de la manifestación por las pensiones, durante su paso por la calle San Justo. / ANTORAZ

Los líderes de CCOO y UGT creen que las medidas aplicadas son «parches» y no dan solución a la problemática actual

EVA CAÑAS / WORDSALAMANCA

Entre las cerca de 300 personas que salieron ayer a la calle para defender un sistema público de pensiones se encontraba CiprianoBaco, que tras 44 años cotizados y 22 como pensionista reconocía que aunque en su caso recibe una cantidad digna, «estoy cobrando casi lo mismo que cuando me jubilé», pero es consciente que otros en su situación, pero con pensiones de 500 o 600 euros, «no sé cómo pueden llegar a final de mes, pagando comunidad de vecinos, teléfono, luz, gas..».

En otro corrillo, Victoria García, María Ángeles Fraile, Crescencio del Dedo y Serafín García, con banderas de las organizaciones sindicales en sus manos, repasaban también la situación actual de este colectivo, que en algunos casos viven en sus propias carnes. «Tenemos que ayudar a nuestros hijos, también en una situación complicada», lamentaron. Y es una cuestión que les preocupa, «el futuro de nuestros hijos y nietos en relación a las pensiones, porque si para nosotros ya está mal...».

Cerca de 300 personas se manifestan desde la Gran Vía hasta la Plaza Mayor

Todos ellos coinciden que con una pensión de escasos 800 euros es complicado llegar a fin de mes si hay que costear una casa y todos los gastos que conlleva, como la comunidad, la luz o el teléfono. Les parece injusto que después de cotizar tantos años con sus trabajos, «ahora tengamos que estar así». Otra injusticia que abarcaron es la situación de muchas viudas a las que se les reduce la pensión tras el fallecimiento de sus esposos.

En esta ocasión, en la cabecera de la manifestación se podía leer en una gran pancarta el lema elegido en esta ocasión:'Trabajo digno, pensiones dignas', y que han unido una vez más a las dos organizaciones sindicales mayoritarias de la provincia: UGT y CCOO.

Sus dos líderes analizaron los motivos por los que una vez más les han hecho salir a la calle con pancartas. Esta vez, en menor número que en anterior convocatorias, ya que ayer se sumaron tan solo en torno a 300 personas, que salieron sobre las 11:30 de la Gran Vía (a la altura de ambas sedes), para llegar a la Plaza Mayor antes de las doce del mediodía subiendo por la calle San Justo.

En Salamanca, los pensionistas se cifran en 80.000, un 35% está acogido a mínimos

El secretario general de UGT en Salamanca, José Luis Hernández, confirmó ayer estar en contra de las medidas adoptadas sobre las pensiones en los Presupuestos Generales del Estado, «porque entendemos que es una maniobra disuasoria que pretende dividir la actuación de los pensionistas, y es ineficaz, de los 6 millones que pretende asignar para pensiones públicas, únicamente 3 van a afectar». Por otra parte, también denuncia que la subida del 3% de las pensiones, en Salamanca, de los 80.000 que hay, tan solo el 65% se verán afectados, porque el 35% está acogido al complemento de mínimos, «es decir, que la subida que va a tener la pensión se va a ver disminuida con ese complemento mínimo».

Hernández aseguró que la subida del porcentaje de las pensiones por viudedad, del 52 al 54% en Salamanca, «un 50,4% de ellas están complementadas y no se verán afectadas». Y este responsable añadía tan solo uno de cada tres pensionistas se podrá acoger al beneficio fiscal de entre 14.000 y 18.000 euros, y un 5% al de 12.000 a 14.000, «por lo tanto es un engaño por parte del Gobierno».

El secretario de CCOO, Emilio Pérez Prieto, subrayó también que después de las grandes movilizaciones que se han llevado a cabo en todo el país, «el Gobierno tendría que dar una respuesta, y no la ha dada a quienes estamos defendiendo no solo el sistema público de pensiones sino también la revalorización de las mismas». Este responsable puntualizó que con las últimas medidas, de los 80.000 pensionistas de Salamanca, «apenas afectará, y eso no nos satisface».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos