El TSJCyL anula la licitación municipal de 2013 del contrato del autobús urbano

Presentación de los nuevos autobuses que se incorporaron a la flota de la empresa concesionaria Salamanca de Transportes. /MANUEL LAYA
Presentación de los nuevos autobuses que se incorporaron a la flota de la empresa concesionaria Salamanca de Transportes. / MANUEL LAYA

Da la razón a Globalia, aunque el Ayuntamiento puede recurrir la sentencia ante el Supremo

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

La gestión del servicio municipal del transporte urbano en la capital del Tormes se vio alterada ayer por una sentencia que constituye un sustancial varapalo judicial para el Ayuntamiento de Salamanca. La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) hizo público ayer el contenido de dicha sentencia, dictada el pasado 15 de marzo, que declara nulo el procedimiento de licitación para la contratación del servicio público de transporte urbano de viajeros por autobús en la ciudad de Salamanca.

En el fallo judicial, el Alto Tribunal estima el recurso interpuesto en su momento por la empresa Globalia Autocares S.A. y declara la nulidad del procedimiento del licitación que se publicó en las páginas del Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de Salamanca el 15 de noviembre de 2013. Las bases de dicho concurso habían sido aprobadas previamente por el pleno del Consistorio salmantino nueve días antes, concretamente el 6 de noviembre.

Para la impugnación de la adjudicación, la empresa Globalia había alegado, entre otros motivos, una vulneración del principio de la libre competencia y que las condiciones establecidas en el pliego para la solvencia técnica «crean un único posible licitante: el anterior concesionario», en clara alusión a Salamanca de Transportes, la empresa que ganó finalmente este concurso, un apartado en lo que la sala le ha dado la razón a Globalia.

El fallo del TSJCyL concluye que se estima el recurso contencioso-administrativo interpuesto por Globalia Autocares, S.A. y que se anula la resolución del Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de Castilla y León, (TARCyL) objeto de la impugnación, en cuanto que no estimó los motivos de impugnación alegados por la citada empresa.

Globalia alegó que las bases del pliego «creaban un único posible licitante»

Con todo, la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León no es firme y contra ella cabe interponer recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

El Ayuntamiento aseguró ayer que no había recibido la citada sentencia, por lo que no podía efectuar ninguna valoración sobre sus contenidos ni adelantar los pasos que daría en el futuro, que incluyen, lógicamente, el posible recurso ante el Supremo.

Criterios subjetivos

En uno de los párrafos del fallo judicial se recuerda que Globalia Autocares alegó expresamente en su recurso que los criterios de valoración establecidos en el pliego de cláusulas administrativas particulares ponderaban «de forma inadecuada y excesiva los criterios de adjudicación evaluables mediante un juicio de valor subjetivo (49 puntos) frente a los criterios de adjudicación evaluables de forma objetiva (51 puntos)».

El juez especifica en su fallo judicial que debería «ponderarse más los criterios evaluables objetivamente sobre los subjetivos y que, sin perjuicio de que corresponde al órgano de contratación su concreción, sería lo deseable en el nuevo procedimiento de licitación que se lleve a cabo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos