BALONCESTO - Liga Femenina

Otro triplete de hegemonía para el CB Avenida

Las jugadora de Avenida celebran el título al final del partido. /EFE
Las jugadora de Avenida celebran el título al final del partido. / EFE

El equipo salmantino se impone también en Girona y levanta su sexta Liga Femenina, tercera seguida, y segundo triplete consecutivo en España

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

El CB Avenida no se cansa de agrandar de trofeos sus ya inmensas vitrinas. El equipo salmantino no ha querido esperar más y se ha impuesto también en Fontajau (61-77) en el segundo partido de la final de la Liga Femenina y conquista de esta forma el sexto título liguero de su historia, tercera de forma seguido que completa además su segundo triplete consecutivo de Liga, Copa y Supercopa en España lo que certifica la hegemonía total de las salmantinas en el baloncesto femenino nacional.

El técnico Miguel Ángel Ortega, que llegó a Avenida precisamente tras ser despedido de Girona, conquista de esta forma su séptimo título consecutivo, todos los que ha disputado con Avenida en España, para marcharse por la puerta grande del club de los hermanos Recio -ya anunció en enero que pasara lo que pasara en el tramo final de la temporada, tenía previsto poner fin a su periplo en la escuadra charra-.

Las jugadoras claves de Avenida hoy han sido sin duda Erika de Souza con 18 puntos y 10 rebotes, Moss con 17 puntos con 5 triples de 5 intentos y Robinson con 15 puntos y 8 capturas.

Avenida, que en los últimos de play-off siempre había salido en el interior con Gil y Nicholls, tiró de titulares en Fontajau con Robinson y Erika, junto a las tradicionales Silvia, Givens y Elonu, mientras que Surís no dio sorprensas con su quinteto tradicional: Nuria Martínez, Buch, Mendy, Evans y Colhado. La sorpresa de las locales estuvo en la defensa: las charras esperaban una zona como es habitual en Suris ante Avenida pero en este caso prefirió esperar con individual, uan defensa que las de Ortega superaron de inicio apostando por el interior (4-10). No tardó en pasar Girona a su zona para intentar colapsar el interior. Como ya pasó en Würzburg, Avenida arrancó con un acierto espectacular en el tiro (8 de 10 en tiros de '2') y Surís tuvo que parar el partido con 9-16 a los cinco minutos. Parecía todo controlado por las salmantinas hasta que aparecieron las pérdidas (nada menos que siete) y con el acierto de María Conde y Traoré desde fuera con sus triples lograron darle la vuelta al marcador al final del primer periodo (21-18).

Moss, que no pudo jugar el primer partido por lesión, se invitó a la fiesta en el segundo periodo y logró el primer triple de Avenida. Luego llegaron otros tres para liderar a un equipo charro que se impuso por 11-26. La que seguía sin fallar (5 de 5 en tiros de '2') era Erika, que llevaba 10 puntos en el 23-27 del minuto 14. En la siguiente acción Moss metió su segundo triple y forzó el tiempo local ante un Girona desconcertado (23-30) con un rápido parcial de 2-12 gracias al inmenso dominio del rebote (8 por 20 charros). Y tras el tiempo... tercer y cuarto triples de una Moss 'on-fire' ante una defensa catalana zonal que llegaba tarde a la americana. El parcial se disparó hasta un 4-20 que puso a Girona contra las cuerdas con un 25-38. Al descanso, el 32-44 acercaba a las de Ortega a su sexta Liga Femenina con 14 puntos de Erika y Moss.

Avenida salió decidido a sentenciar el título ante la zona de Girona. Pero tras alcanzar su máxima renta del partido (+14), las catalanas empezaron a colapsar los pases al interior y los pases a Erika y Robinson ya eran mucho más complicados: esto dio a las a las de Surís, que se acercaron hasta el 44-51 que frenó Ortega con un tiempo. A la vuelta, llegó el quinto triple sin fallo de Moss. Increíble la americana en el mejor partido de la temporada con las salmantinas. El equiop charro se volvió a ordenar y, por si fuera pooco, Nicholls puso sobre la bocina la máxima renta charra hasta entonces con un triple (49-64).

A Girona solo le quedaba la heroica y entregó sus opciones a los triples... pero no tuvo el día en este sentido. Avenida no anotó en los primeros cuatro minutos pero a las catalanas también le costaba un mundo anotar. Surís pidió tiempo para refrescar ideas con 52-64 a falta de seis para el final. Las charras llegaron hasta los cinco minutos y medio sin anotar pero ni aún así sufrió. Robinson fue la encargada de dar la puntilla definitiva a Girona con seis puntos seguidos en la pintura y con 55-70 Avenida encaraba los últimos minutos con total tranquilidad para terminar ganando por 61-77.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos