Tejares exige la prometida reparaciónde la pesquera desde hace casi dos años

Aguas estancadas junto al barrio de Tejares en la zona afectada por la rotura de la pesquera.
Aguas estancadas junto al barrio de Tejares en la zona afectada por la rotura de la pesquera. / MANUEL LAYA

Los vecinos se sienten «discriminados» respecto a otras zonas ribereñas como La Aldehuela

DANIEL BAJO / WORDSALAMANCA

Hace casi dos años, en septiembre de 2015, el barrio de Tejares amaneció con un susto importante. Una fisura en la pared de la pesquera del Tormes provocó la fuga del agua que bañaba la zona y que acogía un importante ecosistema. Ahora, en julio de 2017, los vecinos de Tejares reclaman, una vez más, que las administraciones cumplan con su deber y limpien las riberas del río y reconstruyan la pared de la presa. Tejares quiere recuperar su parte del Tormes.

La asociación de vecinos Virgen de Tejares registró el martes un documento en el Ayuntamiento en el que piden a las autoridades que acometan las obras «tal y como ha anunciado en distintas ocasiones». En su texto añaden que ven «con preocupación» cómo avanza el verano sin que nadie haga nada.

Cronología

En 2006 se presentó el proyecto del parque de maquinaria de Huerta Otea y en 2008 la CHD emitió un informe considerando «un riesgo» la construcción del parque en ese lugar por ser terreno inundable. En 2009 se empezó a plantear la idea de echar abajo la pesquera para bajar el nivel del río y evitar problemas en caso de una crecida. En 2010, Icomos (dependiente de la Unesco) recordó la importancia de la pesquera. En 2011 el Ayuntamiento intentó derribarla y la justicia paralizó las obras, obligando al Consistorio a reedificarla, lo que finalmente sucedería en 2013. Y en 2015, la nueva brecha.

Luis Castro, de la Asociación Tormes SOS, recuerda que el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, les prometió a finales de 2015 que reconstruirían la pesquera y añade que la concejala de Medio Ambiente, María José Fresnadillo, les hizo la misma promesa en 2016.

Los vecinos vieron una esperanza en los presupuestos de 2017, ya que el Ayuntamiento consignó 556.000 euros en inversiones para reparar la presa. El problema, insisten, es que hemos superado la mitad del año y que no hay visos de que el Consistorio vaya a acometer los trabajos. Pese a todo, los vecinos quieren creer que este año será el bueno y que reconstruirán la pesquera antes de que termine. Luis Castro advierte que las obras tendrán que ser concienzudas porque la presa corre el riesgo de venirse completamente abajo. «Como no se ha cuidado, está agrietada y la zona está llena de matorrales que crecen, la erosionan y la rompen. Por dentro es pizarra sin cementar y si no se arregla, colapsará del todo».

La Asociación Tormes SOS teme que pase el verano y no hayan empezado las obras

El escrito presentado ante el Consistorio afirma que los residentes de Tejares «queremos que el río reciba en nuestro o barrio un cuidado semejante al que tiene aguas arriba (Santa Marta, la Aldehuela, centro histórico) o aguas abajo (Villamayor) donde se puede disfrutar de unos parajes saneados y aptos para el disfrute de todos». Si no fuese así «seguiremos sintiéndonos víctimas de un trato discriminatorio por parte de unas administraciones poco responsables». Luis Castro corrobora que en Tejares se notan «discriminados» respecto a otras zonas de la ciudad. La Aldehuela y Santa Marta «están muy bien cuidadas, con sitios agradable para pasear. Y aguas abajo en Villamayor, igual. Y resulta que aquí está todo desatendido y en verano hay moscas, mosquitos y murciélagos». Castro añade que el verano habría sido la época idónea para reparar la presa porque baja el caudal del río y es más fácil trabajar en la zona. Cuando vuelvan las lluvias, en otoño «será mucho más difícil».

El papel de la CHD

La Asociación Tormes SOS recuerda que la pesquera de Tejares ha sido como un dolor de muelas para el Ayuntamiento. Citan, por ejemplo, el intento de derribarla en 2011, paralizado posteriormente por la Justicia y que obligó al Consistorio a reconstruirla. «Ha habido bastantes enfrentamientos» con la administración local.

Pero los miembros de la Asociación tampoco se quedan ahí. Afirman que la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) también tiene mucho que decir en este asunto. Según el escrito de los vecinos, la CHD y el Ayuntamiento son los responsables de la «falta de cuidados» de la pesquera que acabó desembocando en la rotura de ésta «y desde entonces la suciedad, los bichos y las malezas predominan en una paisaje desolado».

Luis Castro cree que la CHD es «la otra responsable» de lo que está sucediendo. Tormes SOS opina que la CHD no ha hecho lo bastante para defender la pesquera del Tormes y que su actuación incluso podrían contravenir el espíritu del Plan General de Ordenación Urbana de Salamanca, que establece criterios como la recuperación de los márgenes del río y la conservación de las aceñas históricas.

Los vecinos, finalmente, opinan que el Ayuntamiento y la CHD se pasan la pelota de la pesquera de Tejares y buscan excusas para no afrontar el problema. Explican, a modo de ejemplo, que el año pasado la CHD dio permiso al Ayuntamiento para intervenir inmediatamente en la pesquera si ésta presentase «un riesgo inminente de desaparición», como podría ser el caso, pero el Consistorio no aborda los trabajos porque estaría esperando un permiso de la CHD para hacerlo.

Luis Castro concluye afirmando que Tormes SOS y los vecinos «han tocado muchas puertas» para conseguir una solución y que piensan mantener su postura hasta que la pesquera de Tejares vuelva a ser una realidad.

Fotos

Vídeos