Solo uno de cada 47 nuevos contratos creó un afiliado más para laSeguridad Social

Fachada de una de las oficinas del Ecyl en la capital salmantina. /WORD
Fachada de una de las oficinas del Ecyl en la capital salmantina. / WORD

La precariedad laboral en Salamanca en 2017 arrojó un balance más negativo que la media nacional, que ofreció un nuevo cotizante por cada 35 contratos firmados

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

El balance oficial de la evolución que sufrió el desempleo en la provincia salmantina a lo largo del pasado año arroja, en términos globales, un balance tímidamente esperanzador, dado que 2017 se cerró con un total de 25.486 parados con fecha del 31 de diciembre, lo que supuso 2.141 parados menos en comparación con el año anterior. En diciembre el mercado laboral experimentó una leve mejoría, con una disminución del paro, con 333 desempleados menos, en relación con el mes de noviembre.

Sin embargo, las grandes cifras del desempleo se prestan a todo tipo de matizaciones y puntualizaciones. Las consideraciones más críticas parten desde las filas de los sindicatos, que establecen un clara diferencia entre los datos objetivos de las listas del desempleo y el volumen de afiliación de nuevos cotizantes a la Seguridad Social. Tanto UGT como CC OO insisten en que existen unas enormes diferencias entre ambos indicadores.

Durante 2017 se formalizaron en España nada más y nada menos que 21,5 millones de nuevos contratos. Aparentemente se trata de un magnífico número en materia de nuevas relaciones laborales. Sin embargo, la mayor parte de ellas vienen marcadas por uno de los rasgos más característicos del actual mercado del trabajo, como es la precariedad. El hecho de que muchos de estos contratos tuvieran un carácter temporal supuso que, en el balance de 2017, el número real de nuevos afiliados a la Seguridad Social se incrementara con solo 611.000 cotizantes. Todo ello quiere decir que hizo falta la firma de 35 nuevos contratos para conseguir un nuevo afiliado al sistema público de la Seguridad Social en España.

En el escaso específico de Salamanca, el panorama que se vislumbró durante la anterior anualidad fue más negativo, dado que para lograr un nuevo afiliado a la Seguridad Social se tuvieron que realizar 47 nuevos contratos. Este coeficiente se obtiene de dividir el número total de contratos entablados entre los meses de enero y diciembre en la provincia –exactamente 116.139– entre la cantidad de nuevos cotizantes a la Seguridad Social a lo largo de los doce meses, que ascendieron a 2.448. De dicha división se obtienen los 47 contratos mencionados anteriormente.

El 91,60% de los contratos fueron temporales frente al 8,40% de indefinidos

Comisiones Obreras ahondó en la incidencia de la precariedad laboral al puntualizar que de los 116.139 contratos suscritos, el 91,60% tenían un carácter temporal y únicamente un 8,40% eran indefinidos. Los 2.448 nuevos cotizantes apenas representaron un 2,10% de empleos estables del total de contrataciones. En 2016 fueron el 2,04%, lo que evidencia que entre ambos años apenas se han detectado oscilaciones dignas de consideración. Respecto al paro registrado a lo largo de 2017 en el Ecyl, el descenso fue del 7,47%.

En diciembre se efectuaron en la provincia de Salamanca un total de 7.992 contratos, lo que se tradujo en 631 contratos menos respecto al mes anterior, acarreando un descenso del 7.89%. En términos generales aumentó el número de personas desempleadas en todos los sectores, salvo en el de Servicios que bajó con 417 parados menos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos