La solidaridad con los damnificados por el fuego pone rumbo a Portugal

Algunas personas entregan alimentos de primera necesidad a la puerta del colegio San Francisco. /S.G.
Algunas personas entregan alimentos de primera necesidad a la puerta del colegio San Francisco. / S.G.
CIUDAD RODRIGO

A través de la AMPA del Colegio San Francisco se movilizó a un destacado número de padres que aportaron alimentos y pienso para el ganado

Silvia G. Rojo
SILVIA G. ROJOCIUDAD RODRIGO

Los vecinos de Ciudad Rodrigo han vuelto a demostrar, una vez más, su solidaridad con los que más lo necesitan y en esta ocasión se trata de sus vecinos portugueses.

Los fuegos que recientemente han asolado al país han provocado una situación que Feliciano Moreno define como «desoladora».

Casualidades de la vida, hasta él llegó la representante de una protectora de animales catalana que reclamó su colaboración y que el hombre no dudó en dar con la aportación de 300 alpacas de forraje.

El propio Feliciano fue hasta tierras portuguesas, a Lajeosa do Dao, a unos 10 kilómetros de Viseu, a entregar ese alimento para los animales pero lo que puedo apreciar todavía le pone la piel de gallina. «Aquello es inimaginable, respiras humo y todavía vas pisando troncos ardiendo, no hay vida, es penoso y sigue siendo un infierno».

Pero esta red de voluntarios rápidamente se dio cuenta de que la situación de las personas era igualmente insostenible dado que «se han quemado sus casas, los olivos, los naranjos, por donde pasa el fuego no deja nada, así que se supone que tienen que tener necesidades de todo tipo», añade.

Su historia llegó a su nuera Patricia que a través de la AMPA del Colegio San Francisco movilizó a la comunidad educativa y a todos aquellos vecinos que se enteraron de la petición: «Necesitamos alimentos de primera necesidad, sobre todo agua y leche y pienso para los animales».

La respuesta fue masiva y a mediodía de ayer muchas eran las personas que se acercaban a entregar su aportación. La recogida todavía sigue hoy y algunos establecimientos comerciales se han sumado a la iniciativa ya que será mañana cuando marchen para Portugal con todo lo que recojan.

Además, de manera voluntaria, también les han ofrecido vehículos para poder llevar los productos.

Fotos

Vídeos