El bar Simo’s presenta un Belén con las escenas más representativas

Juan Carlos Sánchez junto al gran belén tradicional que ha montado en su bar-restaurante de Escurial de la Sierra, que tiene unas dimensiones de dos metros de ancho por ocho de largo./M. J. G.
Juan Carlos Sánchez junto al gran belén tradicional que ha montado en su bar-restaurante de Escurial de la Sierra, que tiene unas dimensiones de dos metros de ancho por ocho de largo. / M. J. G.
Escurial de la Sierra

Entre ellas, la Virgen y San José buscando posada, la anunciación, el nacimiento de Jesús y cuando éste es ya un niño ayudando en la carpintería

MARÍA JESÚS GUTIÉRREZ / WORDEscurial de la Sierra

Llegan las fechas navideñas y las casas y establecimientos se llenan de belenes, muchos de ellos artesanos, en los que sus creadores ponen su ilusión y todo su amor, además de manifestar su fe. Éste es el caso de Juan Carlos Sánchez, electricista y dueño del bar Simo’s de Escurial de la Sierra, quien hace 9 años consiguió el primer premio en la categoría de belenes tradicionales de la Cámara de Comercio de Salamanca, un montaje de 6 metros de largo que, según afirmó en aquel momento, era un proyecto que aún estaba sin acabar y que quería seguir aumentando con más piezas. Algo que hizo en los años siguientes, pero durante los tres últimos años Juan Carlos no había montado este gran belén y un problema médico surgido este año le llevó a prometerse a si mismo que si todo salía bien, esta Navidad volvería a montarlo con nuevas creaciones.

Y dicho y hecho, a primeros de octubre comenzó el montaje que ahora se puede visitar en su cafetería-restaurante de Escurial de la Sierra y que tiene unas dimensiones de 2 metros de ancho por 8 de largo.

Un belén en el que no faltan las escenas más significantes, como él mismo cuenta, como son la Virgen María y San José buscando posada, el nacimiento de Jesús, la anunciación a los pastores y Jesús siendo niño y ayudando a San José en las labores de la carpintería.

Pero junto a estas escenas, muchas otras acompañan el montaje, en el que no falta un sólo detalle, con su río en el que se ve correr el agua, el molino, un gran castillo hecho con piedra de Villamayor, pastores con sus rebaños, un gran mercado, agricultores en sus huertos... y, como no, los tres Reyes Magos de Oriente en su camino al portal.

Y entre todas estas escenas, en lo alto llama la atención una réplica de la iglesia de Escurial de la Sierra y las incorporaciones de este año, como son un puente de grandes dimensiones. Para el próximo año Sánchez ya está elaborando una réplica de la ermita de Escurial y también de dos o tres casas del pueblo.

Y es que, hay que destacar, que aunque las figuras son compradas, el resto de elementos que incorpora este gran belén tradicional son hechos pieza a pieza por Juan Carlos Sánchez, al que se le podía ver estos días colocando teja a teja, como se hacía antiguamente, el tejado de la ermita que está construyendo.

Además, el paisaje que da fondo al belén también ha sido elaborado de forma artesanal, pero en este caso ha sido una prima suya, Nieves Santos, la encargada de pintarlo, quien también ha introducido -como Juan Carlos lo ha hecho con las edificaciones- elementos de la provincia de Salamanca, pues entre el paisaje destacan las vistas que hay desde Escurial cuando se mira a la Sierra, es decir, el Pico Cervero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos